Punto de inflamabilidad



El punto de inflamabilidad de una sustancia generalmente de un combustible es la temperatura más baja en la que puede formarse una mezcla inflamable en contacto con el aire. Para medir el punto de inflamabilidad se usa el aparato de Pensky-Martens. Inflamable es la sustancia no metálica que sufre cambios al estar en contacto con el fuego, o al ponerse en combustión.

Conocimientos adicionales recomendados

Es la temperatura mínima necesaria para que un combustible desprenda vapores que, al mezclarse con el oxígeno del aire u otro oxidante capaz de arder, originan una inflamación violenta de la mezcla. Esta inflamación no suele mantenerse, por lo que se origina una llama instantánea produciéndose el fenómeno que se conoce como centelleo.

Los puntos de inflamabilidad de algunos productos son:

Gasolina: -43ºC

Alcohol butílico: -38ºC

Alcohol etílico: 12ºC

Alcohol metílico: 11ºC

Benceno: 20ºC

Hexano: -28ºC

Nafta de petróleo: -2ºC

Queroseno: 38ºC a 72ºC

Diesel: 52ºC a 96°C

Gasoil: 150ºC

Tolueno: 9ºC

Furfural: 62ºC

 
Este articulo se basa en el articulo Punto_de_inflamabilidad publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.