Los ocho tipos de desperdicios comunes en el laboratorio

y cómo tratarlos

Lean lab tiene como objetivo optimizar la productividad y la eficiencia, a la par que elimina cualquier paso que no añada valor. Un aspecto de Lean Lab es la eliminación sistemática de desperdicios. El principio consiste en detectar y reducir o eliminar los pasos innecesarios o que hagan perder el tiempo a fin de mejorar la eficiencia y simplificar el proceso general. La gestión ajustada describe ocho tipos de desperdicios que existen en una empresa (independientemente de la industria a la que pertenezca) y que no añadan valor para el cliente. Estos ochos tipos de desperdicios, a menudo conocidos como TIEMPO DE INACTIVIDAD, son:

  • Defectos
  • Sobreproducción
  • Tiempo de espera
  • No implicación de todos los empleados
  • Transporte
  • Inventario
  • Movimiento
  • Procesamiento innecesario
    • Esta nueva guía, "Los ocho tipos de desperdicios comunes en el laboratorio y cómo tratarlos", constituye una herramienta útil para los responsables de laboratorio. Se explica cuáles son los ocho tipos de desperdicios, aunque la parte más importante se centra en cómo detectar y eliminar estas ineficacias habituales. Los ejemplos que aparecen se basan en operaciones con una variedad de equipos de laboratorio de sobremesa, como pesaje, análisis de humedad, valoración, medición del pH, análisis térmico, etc.

Más sobre Mettler-Toledo
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.