Cincado



El cincado es un recubrimiento de cinc que se efectúa a los metales para protegerles de la oxidación y corrosión. Este recubrimiento superficial a su vez mejora el aspecto visual de la pieza. El cincado blanco consiste en la preparación química de la pieza con desengrase y decapado pasando los diferentes baños de cincado (ácidos, alcalinos o exentos) y después un baño electrolítico en el que se consigue un espesor de cubrimiento medio de 10-12 micras. Para una mayor protección anticorrosión del material, se aplica un cromatizado que determina además el aspecto final de la pieza, pudiendo ser blanco, amarillo o verde dependiendo de la protección y matiz que queramos obtener.

Conocimientos adicionales recomendados

El cinc protege a los metales por dos razones. Primera cuando expuestos al aire, los átomos del cinc reaccionan con las moléculas del aire formando una fina capa protectora que evita la ulterior corrosión. Segunda, los átomos del cinc reaccionan más fácilmente con sustancias tales como el oxígeno que podrían corroer el metal.

  • El cincado normal es plateado brillante y tiene buena resistencia a la corrosión para su uso en interiores.
  • El cincado negro es negro brillante y en este caso su resistencia es doble a la del cincado normal. Es muy utilizado en la carpintería metálica.
  • El cincado bicromatado es de un color amarillo. Su resistencia a la corrosión es tres veces superior.
  • El cincado verde oliva: fácilmente distinguible por su color, su resistencia es dos veces superior al cincado normal y es muy utilizado en la carpintería.

Proceso de cincado

El cincado se efectúa por medio de un proceso electrolítico puliendo las partes metálicas y sumergiéndolas en un baño de cinc líquido, consiguiendo un galvanizado, por absorción de polvo de cinc en un horno adecuado (sheradización), o por pulverización a presión (metalización)

Existe el cincado ácido y el alcalino, habiéndose producido un aumento significativo en la aplicación del primero por motivos ambientales, ya que en el cincado ácido no se emplean compuestos cianurados. Ambos procesos son similares y difieren solo en la ausencia de compuestos cianurados en la variante ácida, cuya desventaja operativa es que requiere de un control mucho más riguroso en cuanto a composición y pureza que representa un obstáculo importante para una mayor difusión de este proceso.

Según sea el tamaño de las piezas se emplean diversos métodos de cincado, para las piezas pequeñas se utilizan tambores rotativos y se tratan a granel. El cincado en bastidor se aplica cuando la pieza a tratar es de un tamaño considerable, y queremos evitar rozamientos en la superficie del material. La pieza es colgada en bastidores adaptados a su geometría, se limpia su superficie para asegurar una buena deposición del metal, y se somete a un proceso electrolítico de recubrimiento en medio básico exento en cianuros, con el que se obtiene muy buena distribución del recubrimiento y las piezas grandes se sujetan en bastidores y se sumergen en los baños de cincado.

Enlaces externos

  • Más información sobre cincado electrolítico y sus aplicaciones
  • Cincado electrolítico como anticorrosivo

Bibliografía

  • Varios autores (1984), Enciclopedia de Ciencia y Técnica. Tomo 3,Cinc, Salvat Editores S.A. ISBN 84-345-4490-3.
 
Este articulo se basa en el articulo Cincado publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.