Huevo (biología)



En algunos animales, un huevo es el zigoto, resultado de la fecundación del óvulo. Sustenta y protege el embrión. Los animales ovíparos son aquellos que ponen huevos, con poco o ningún desarrollo dentro de la madre. Esta es la forma de reproducción de muchos peces, anfibios y reptiles, todas las aves, los mamíferos monotremas y la mayoría de los insectos y arácnidos.

Los huevos de los reptiles, aves y monotremas están rodeados por un cascarón protector que puede ser flexible o no. El huevo del avestruz, de hasta 1,5 kg, es la mayor célula individual que se conoce, aunque el ya extinto Aepyornis y algunos dinosaurios ponían huevos mayores. El zunzuncito (Mellisuga helenae) produce el menor huevo de ave conocido: pesa medio gramo. Los huevos de algunos reptiles y la mayoría de los peces son menores, y los de los insectos y otros invertebrados tienen todavía menos tamaño.

El estudio de los huevos, particularmente de los de las aves, se llama Oología.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Huevos de aves

Artículo principal: Huevos de aves

  Tras la fecundación, el huevo de las aves es puesto por la hembra y por un tiempo es empollado. Posteriormente un único polluelo eclosiona de cada huevo. El número medio de los huevos se extiende desde 1 (como en los cóndores) hasta aproximadamente 17 (la perdiz pardilla).

Colores

Diferentes animales ponen huevos coloreados de distintas maneras. Los pigmentos protoporfirina, biliverdina y quelato de cinc de biliverdina son los responsables por la diversidad de colores en los huevos. Estos pigmentos son secretados por las células en las paredes del oviducto y pueden producir manchas en el cascarón si el color es añadido inmediatamente antes de poner el huevo. Los huevos de los reptiles modernos son todos blancos, y se cree así era para todos los animales prehistóricos.

Es posible que las manchas de los huevos de muchas aves sirvan de camuflaje. Las aves que anidan en cavidades, tales como el pájaro carpintero y el martín pescador, no necesitan huevos camuflados. Sus huevos son normalmente de un blanco brillante, de modo que los padres puedan fácilmente localizarlos.

En las especies que anidan en grandes grupos, como el arao común (Uria aalge), los huevos de cada hembra presentan marcas muy diferentes entre sí, facilitando que cada hembra reconozca su propio huevo.

Estructura de los cascarones

Normalmente los huevos son lisos, pero hay excepciones. El huevo del cormorán, por ejemplo, es muy áspero y parecido a la tiza. En contraste, los tinamúes tienen los huevos muy brillantes, y los patos los tienen grasos e impermeables y son amarillos. Otra variación es el huevo muy picado del casuario.

Hay poros minúsculos en las cascarones para permitir al pichón respirar. El huevo de la gallina doméstica tiene unos 7.500 poros.

Forma

La mayoría de huevos de aves tienen una forma oval característica, con un extremo redondeado y el otro más aguzado. Esta forma ocurre ya que el huevo es forzado a través del oviducto (previamente al paso por el oviducto, y aún con la cáscara blanda la forma suele ser esférica) : los músculos contraen el oviducto por detrás del huevo, empujándolo. Como en ese momento la cáscara del huevo todavía es deformable, la parte posterior del huevo adopta su forma puntiaguda.
La forma oval tiene grandes ventajas: ocupa más eficientemente el espacio dentro de un nido (y en un recipiente) que una forma esférica; evita que los vuelcos sean en posiciones muy aleatorias; generalmente el vuelco es lateral y es así suavizada su fuerza por el deslizamiento que posibilita la forma; la misma forma oval también aporta más resistencia de la cáscara a las presiones en los "polos" (por ejemplo la presión del peso del ave que está empollando).

Depredación

Hay muchos animales que se alimentan de los huevos. Depredadores principales del ostrero negro americano, por ejemplo, incluyen al mapache, la mofeta, el visón, la nutria fluvial y la marina, varias especies de gaviota, el cuervo, y el zorro. El armiño (Mustela erminea) y la comadreja (M. frenata) les roban los huevos a los patos. Las serpientes devoradoras de huevos (géneros Dasypeltis y Elachistodon) son especializadas en comer los huevos.

Véase también:

  • Huevo (alimento)


Enlaces externos

  • Fecundación, gestación y nacimiento en las aves
  • La duración de la incubación de los huevos de aves
 
Este articulo se basa en el articulo Huevo_(biología) publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.