Infección asintomática por VIH




Conocimientos adicionales recomendados

La llamada infección asintomática es una fase dentro de la enfermedad del SIDA.

La fase de infección asintomática conocida también como período de latencia clínica o de portador asintomático, se inicia generalmente al sexto mes de ingreso del virus al organismo (después de la infección primaria o síndrome retroviral agudo) donde además se produce la seroconversión (95%).

La respuesta inmunitaria específica contra el virus, llevada a cabo, sobre todo por los linfocitos T citotóxicos y la consiguiente reducción brusca de la replicación viral en la sangre, marcan un momento crítico en la evolución de la enfermedad:el paso de la fase de infección aguda a la fase crónica asintomática. Durante esta fase que dura aproximadamente entre 7 a 10 años, el virus y las células infectadas están continuamente presentes en la sangre periférica, la actividad proliferativa viral persiste y alcanza un equilibrio dinámico que estaría limitado por factores relacionados con el huésped o con el virus.

 
Este articulo se basa en el articulo Infección_asintomática_por_VIH publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.