Leucismo



  El leucismo (del griego λευκοσ, leucos, blanco) es una particularidad genética debida a un gen recesivo, que da un color blanco al pelale o plumaje (los ojos mantienen su color normal, a diferencia de los albinos).

El leucismo es diferente del albinismo: los animales leucísticos no son más sensibles al sol que el resto. Al contrario, pueden ser incluso ligeramente más resistentes pues al tener el color blanco un albedo elevado protege más del calor. Lo contrario del leucismo es el melanismo.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Leucismo en aves

Se define como la falta parcial o total de eumelanina o faeomelanina en las plumas, debido a un disturbio heredado en el proceso de formación de esos pigmentos.

El leucismo (indicado frecuentemente por error como "albinismo" o "albinismo parcial") parece ser la aberración de color genéticamente determinada más común en las aves.

Las aves que presentan esta aberración producen melanina de manera normal, pero el pigmento no se depone en las células de las plumas, que debido a ello quedan blancas.

El grado de leucismo varí­a mucho, desde aves que tienen solamente alguna pluma blanca hasta aves con todo el plumaje blanco (igual que en los albinos, las plumas con colores rojos y amarillos, producidos por carotinoides, pueden estar intactas) pero los ojos siempre tienen coloración normal. El pico y las patas, en cambio, pueden estar normalmente coloreados o carecer por completo de color.

En pájaros leucinos, cada pluma es generalmente blanca por completo o con coloración normal.

Una pluma parcialmente blanca indica con un alto grado de probabilidad que el ave ha sufrido carencias durante su crecimiento (no es un defecto genético).

Las aves con aspecto general tornasolado o jaspeado (aspecto "lavado"), producido por combinación de plumas totalmente blancas y plumas de color normal, son generalmente individuos afectados de leucismo.

Los pigmentos más importantes que dan color a las aves se denominan melanina y carotinoides.

Carotenoides

El ave asimila carotenoides mediante el alimento, y las enzimas del cuerpo los transforman en pigmentos que varí­an entre amarillo pálido y rojo carmesí­.

La alteraciones en esta pigmentación se deben principalmente a una dieta no adecuada. Un ejemplo muy visto son los flamencos cautivos que no adquieren plumas rojas porque no se alimentan de crustáceos. La cantidad de coloración rosada en el pecho de algunas especies de gaviotas también varí­a debido al mismo motivo, aunque se trate de aves que viven en libertad.

Existen mutaciones que alteran los pigmentos de color basados en carotenoides, pero son raras. Las mutaciones que afectan las melaninas son mucho más frecuentes.

Melanina

Hay dos tipos de melanina en las aves:

La eumelanina, que genera plumas de color negro, gris y pardo oscuro, y la faeomelanina, que genera plumas rufas en alta concentración y plumas desde amarillentas (amarillo-parduzco pálido) hasta casi blancas, en baja concentración.

Cuando ambos tipos de melanina influyen juntos, generan colores combinados, como el pardo-grisáceo.

En ojos y piel, en cambio, sólo influye la eumelanina.

Algunas especies de aves tienen únicamente eumelanina, pero en la mayorí­a de especies ambos tipos de melanina se combinan para determinar coloración.

El albinismo se define como la falta total de ambos tipos de melanina, debido a una carencia heredada de "tyrosinas", una enzima que comienza el proceso mediante el cual se forma melanina.

El resultado de esta mutación es un ave que carece casi por completo de color, tanto en las plumas como en piel y ojos.

Los tonos rojos y rosados que se observan en ojos y zonas sin plumas se deben al color de la sangre que se advierte a través de los tejidos.

Un pájaro predominantemente blanco que muestra algo de pigmentación melánica no es un albino. (Véase el color de los ojos si no son rosa o rojizos no hay albinismo)

El "albinismo parcial" (citado con mucha frecuencia en literatura ornitológica) es un concepto equivocado, ya que no existen aves "parcialmente albinas" (del mismo modo en que no existen "embarazos parciales", según indica Hein van Grouw).

Galería

Pero la falta de tirosinas no influye sobre la capacidad para formar carotenoides, y un pájaro albino no debe ser necesariamente todo blanco, puede presentar zonas amarillas o rojizas (aunque la piel es siempre rosada y los ojos son siempre rojos).

No es muy raro el nacimiento de pájaros albinos, pero en el campo se ven muy poco (los pájaros blancos observados a campo suelen tener color normal de ojos, y por lo tanto no son albinos).

El motivo de esta escasez es que los albinos normalmente no sobreviven hasta alcanzar edad adulta, porque la falta de pigmentación en los ojos les produce serias deficiencias en la vista.

Si tiene vida normal es difícil que sea albino.

Enlaces internos

 
Este articulo se basa en el articulo Leucismo publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.