Mastocito



Los mastocitos son células que se encuentran en los vasos sanguíneos. Presentan un núcleo de tamaño medio en su parte central, con la cromatina desespirilizada. En Microscopía Óptica solo podemos distinguir en el citoplasma unas granulaciones de gran tamaño, rodeadas de membrana y visibles con la técnica del PAS+. Estas Granulaciones tienen la propiedad de ser metacromáticas, es decir, tienen la capacidad de cambiar el color del tinte con el que las estamos tiñendo. Un ejemplo de esto lo vemos al utilizar la hematoxilina, de color azul, y con el cual observamos que las granulaciones se tiñen de rojo/rosa. Lo mismo pasa si utilizamos GIEMSA, Azul de tornidina y Azul de Metileno. En Microscopía Electrónica observamos en el citoplasma unos pequeños vestigios de Golgi y de RER, no muy desarrollados. Sin embargo esto no impide que estas células lleven a cabo una gran labor de síntesis. No obstante, es muy dificil diferenciar los gránulos de las vesículas de RER y Golgi. Encontramos también al analizar el interior de las granulaciones que su contenido es muy denso, llegando en ocasiones a formar agregados o incluso una especie de laminillas. Los mastocitos son células que sintetizan y almacenan histaminas y que se encuentran en la mayoría de los tejidos del cuerpo, particularmente por debajo de las superficies epiteliales, cavidades serosas y alrededor de los vasos sanguíneos. En una respuesta alérgica, un alergeno estimula la liberación de anticuerpos, los cuales se unen a la superficie de los mastocitos. También son llamadas células cebadas.

Conocimientos adicionales recomendados

Un mastocito es una célula de tejido conectivo que contiene gránulos ricos en histamina y heparina. Los mastocitos desempeñan un papel importante en la protección del organismo ya que están implicados en la curación de las heridas y en la defensa contra los patógenos, aunque se conocen más por su papel en las alergias y la anafilaxis. En este caso, al segregar heparina, histamina y otras sustancias reguladoras del metabolismo, sucede que cuando una gran cantidad de antígenos rodean a los mastocitos, estos, a modo de defensa, liberan de golpe todo su contenido endocrino provocando el conocido shock anafiláctico

Los mastocitos se encuentran en cantidades importantes en la piel, en las mucosas del tracto digestivo y en las vías aéreas. En los gránulos de los mastocitos encontramos niveles muy elevados de histamina y heparina (importantes influyentes en las reacciones de la inflamación). La heparina es una sustancia con gran acción anticoagulante, mientras que la histamina tiene acción vasodilatadora y, además, aumenta la permeabilidad vascular.

Su citoplasma es acidófilo con abundantes gránulos metacromáticos al azul de Toluidina.

Tumores de los mastocitos

La mastocitosis es una enfermedad rara que se caracteriza por la proliferación de mastocitos. Existe en dos formas: cutánea (involucra solo la piel) y sistémica (compromete múltiples órganos). Esto sucede porque los mastocitos, para fagocitar compuestos de gran tamaño (incluido astillas), sufren una endomitosis,que provoca al división del núcleo sin la división del citoplasma, creando mastocitos de gran tamaño

 
Este articulo se basa en el articulo Mastocito publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.