Metal pesado



Los metales pesados son un grupo de elementos químicos que presentan una densidad relativamente alta y cierta toxicidad para el ser humano.

Elemento Densidad (g/cm³)
Mercurio 13,6
Talio 11,85
Plomo 11,3
Cadmio 8,65
Arsénico 5,7
Aluminio 2,70
Berilio 1,85

Conocimientos adicionales recomendados

El término "metal pesado" no está bien definido. A veces se emplea el criterio de densidad. Por ejemplo, metales de densidad mayor que 4,5 g/cm³, pero los valores en la bibliografía pueden ir desde 4 g/cm³ hasta 7 g/cm³. Otros criterios empleados son el número atómico y el peso atómico. Además, el término siempre suele estar relacionado con la toxicidad que presentan, aunque en este caso también se emplea el término "elemento tóxico" o "metal toxico".

Muchos de los metales que tienen una densidad alta no son especialmente tóxicos y algunos son elementos esenciales en el ser humano, independientemente de que a determinadas concentraciones puedan ser tóxicos en alguna de sus formas. Sin embargo, hay una serie de elementos que en alguna de sus formas pueden representar un serio problema medioambiental y es común referirse a ellos con el término genérico de "metales pesados".

Los metales pesados tóxicos más conocidos son el mercurio, el plomo, el cadmio y el talio. También se suele incluir un semimetal como es el arsénico y, en raras ocasiones, algún no metal como el selenio. A veces también se habla de contaminación por metales pesados incluyendo otros elementos tóxicos más ligeros, como el berilio o el aluminio.

Comportamiento ácido

  Ácidos Bases
Duros H+, Li+, Na+, Be2+,
Cr3+, Al3+
O2-, NO33-, F-, OH-,
H2O, NH3, SO42-
Blandos Au+, Ag+, Cu+, Tl+,
Hg22+, Hg2+, Cd2+, Pb2+

R2S, H-, CN-, SCN,
CO, I-, R-

Desde el punto de vista químico se pueden dividir los cationes de los metales en ácidos de Lewis duros y en ácidos de Lewis blandos. La blandura o dureza de un catión o un anión se puede relacionar con su polarizabilidad, y ésta con la relación carga/radio.

Los iones con una relación carga/radio alta son duros, mientras que los de relación carga/radio baja son blandos. Los ácidos blandos tienden a enlazarse con bases blandas y los ácidos duros con bases duras.

Según esta clasificación los considerados generalmente como metales pesados tóxicos como el cadmio, el mercurio o el plomo, tienen cationes, como por ejemplo el Cd2+, Hg2+ o Pb2+, que son ácidos de Lewis blandos. Estos ácidos de Lewis tienen tendencia a enlazarse a bases blandas, por ejemplo a los restos cisteinato (contienen el grupo RS-, una base blanda) de proteínas, ejerciendo de esta forma su acción tóxica.

Sin embargo estos elementos tóxicos también pueden actuar de otras formas, por ejemplo sustituyendo a un catión metálico que realiza una función en el organismo, por tener características similares. Así, el Cd2+ puede sustituir al Zn2+ o al Ca2+. En el primer caso afecta a proteínas que contienen zinc y en el caso del calcio afecta a los huesos.

En el caso del Al3+ y el Be2+, son ácidos de Lewis duros y no ejercen su efecto tóxico enlazándose a los restos cisteinato, sino que actúan de otras formas.

Enlaces externos

  • Metales pesados en Consumer.es
  • Metales pesados en alimentacion animal
  • Metales pesados en lodos de depuradoras que se van a usar como fertilizante
  • Plantas que absorben metales pesados
  • [http://www.revistaecosistemas.net/pdfs/483.pdf Aplicación de la fitorremediación a los

suelos contaminados por metales pesados en Aznalcóllar

  • Metales pesados y que condiciones los hacen mas peligrosos
 
Este articulo se basa en el articulo Metal_pesado publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.