Nervio terminal



El nervio terminal es un nervio atrófico, localizado en la parte inferior del lóbulo frontal del encéfalo. Se encuentra medial al nervio olfatorio. Muy desarrollado en los mamíferos inferiores, es importante en la recepción de sustancias químicas no odoríficas llamadas feromonas. La adecuada recepción de estas sustancias químicas garantiza la supervivencia de estos animales, ya que por medio de éstas, se localiza a la madre, a la futura pareja, a un posible depredador o a un posible alimento.

Conocimientos adicionales recomendados

En el humano se ha demostrado la existencia de este nervio durante la vida prenatal y durante los primeros meses de vida extrauterina, involucionando hasta desaparecer casi por completo en el adolescente. Sin embargo, algunos autores aseguran que persiste en la vida adulta, percibiendo feromonas sexuales, explicando de esa manera las emociones intensas que se pueden manifestar con la presencia de otra persona desconocida, ya sea que nos agrade o nos disguste, sin tener explicación racional alguna.

El órgano receptor es el órgano vomeronasal, localizado en el cartílago vomeronasal, en la parte más inferior y anterior del tabique nasal cartilaginoso.

 
Este articulo se basa en el articulo Nervio_terminal publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.