Procaína




La Procaína es un medicamento que bloquea la conducción nerviosa, previniendo el inicio y la propagación del impulso nervioso. Por esta característica se le confiere la capacidad de actuar como un anestésico local.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Usos

  • Anestesia local en infiltración por dolor asociado a heridas, cirugías menores y/o quemaduras.
  • Anestesia espinal (en la médula espinal o columna vertebral).

Forma de utilización

En España existen comercializadas formas de administración parenterales de procaína (inyección espinal o local).

Dosis

La dosis adecuada de procaína puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la patología que se desea tratar y de la técnica anestésica utilizada. Las dosis más frecuentemente recomendadas son:

Dosis inyectables en adultos

  • En anestesia local: de 500 a 600 mg cada 24 horas.
  • En anestesia espinal: de 50 a 200 mg.

Dosis inyectables en niños

No se recomienda el uso de procaína en niños porque es muy peligroso.

Precauciones a tener en cuenta

  • La procaína debe administrarse con especial cuidado en caso de padecerse alguna de las siguientes enfermedades: epilepsia, enfermedades que afecten al corazón, al hígado o al riñón, hipertemia maligna, disminución del volumen de sangre, estados de shock, baja frecuencia cardíaca o bloqueo del corazón.
  • Se recomienda evitar su administración sobre zonas inflamadas o infectadas.
  • Antes de someterse a una intervención mediante anestesia local deberá avisar a su médico o dentista si padece enfermedades como la diabetes, hipertiroidismo, asma o alteraciones de la coagulación de la sangre.
  • La procaína es una sustancia prohibida en el deporte de competición y puede dar positivo en un control de dopaje.

Contraindicaciones

La procaína no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a procaína, clorprocaína, tetracaína, benzocaína, ácido paraaminobenzoico o parabenes. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

Interacciones con otros medicamentos

Algunos medicamentos que interaccionan con la procaína son los siguientes: sulfamidas (sulfadiazina, sulfametoxazol), heparina, antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, indometacina), digoxina, betabloqueantes (propanolol, labetalol), haloperidol, antidepresivos (amitriptilina, maprotilina), barbitúricos (fenobarbital) y otros anestésicos locales (bupivacaína, tetracaína) o analgésicos opiáceos (morfina, fentanilo). Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

Efectos adversos

Los efectos adversos de ese medicamento son, en general, poco frecuentes, pero pueden ser importantes. La procaína puede producir excitación, agitación, mareos, zumbido de oídos, visión borrosa, náuseas, vómitos, temblores y convulsiones. La procaína también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Uso durante el embarazo o la lactancia

No se han realizado estudios adecuados sobre la administración de procaína en mujeres embarazadas. Consulte a su médico si puede recibir este medicamento durante el embarazo o en el parto. No se conoce si la procaína pasa a la leche materna en cantidades significativas ni el efecto que podría tener en el lactante. Consulte a su médico si puede recibir este medicamento durante la lactancia.

Otras informaciones importantes

  • Se necesita una receta médica para adquirir esta droga.
  • Modo de conservación: mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
 
Este articulo se basa en el articulo Procaína publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.