Reservorio natural



El reservorio natural o nido se refiere al hospedador de largo plazo de un patógeno que causa una enfermedad infecciosa zoonótica. A menudo ocurre que el hospedador no es afectado por la enfermedad que lleva el patógeno, o permanece asintomático y no está en riesgo su vida. Una vez descubierto el reservorio natural de un organismo patógenico, se elucida su ciclo de vida, lo cual hace más sencillo el desarrollar programas de prevención y control. Algunos ejemplos de reservorios naturales incluyen:

Conocimientos adicionales recomendados

Algunas enfermedades no tienen un reservorio no humano: la poliomielitis y varicela son ejemplos prominentes. El concepto de reservorio natural puede ser extendido a aquellos seres humanos portadores del agente infectante que son asintomáticos, como ocurre con ciertos portadores de la fiebre tifoidea.

El reservorio natural de algunas enfermedades permanece aún sin resolver. Es el caso de la fiebre hemorrágica de Ébola, causada por un virus.

Véase también

 
Este articulo se basa en el articulo Reservorio_natural publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.