Toracoscopia



La toracoscopia es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva por medio de la cual se puede acceder a la cavidad torácica con la finalidad de hacer procedimientos diagnósticos o terapéuticos. Fue desarrollada en 1910 por Hans Christian Jacobaeus, un internista sueco, para el tratamiento de las adherencias intratorácicas por tuberculosis. En este procedimiento se inserta un instrumento óptico llamado toracoscopio que permite visualizar el contenido de la cavidad torácica. El toracoscopio se inserta a través de una pequeña incisión que se hace en uno de los espacios intercostales. Por otra pequeña incisión se pueden introducir otros instrumentos que permiten cortar tejidos y coagular los vasos sanguíneos sangrantes. Por medio de esta técnica se puede hacer tratamiento de enfermedades pleurales, tomar biopsias de pleura, pulmón o ganglios linfáticos y muchos otros procedimientos. Esta es una técnica quirúrgica relativamente avanzada que requiere de habilidades y equipamiento altamente especializado, así como un cirujano altamente entrenado en conjunto con un personal quirúrgico capacitado para manejar sus diferentes aspectos.

Conocimientos adicionales recomendados


 

Enlaces externos

  • Archivos de bronconeumología, diciembre 2004.
  • Historia de la torascopia.
 
Este articulo se basa en el articulo Toracoscopia publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.