Trastorno específico del lenguaje



El Trastorno específico del lenguage (TEL); (En inglés: specific language impairment) es un trastorno en el lenguaje, caracterizado por la inhabilidad para usarlo. No se conocen muy bien las causas, pero podría ser producido por alteraciones cerebrales. También es comunmente conocido como Disfasia o Trastorno específico del desarrollo del lenguaje (TEDL)

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Definición del trastorno

La definición más común es una definición por exclusión: es todo inicio retrasado y todo desarrollo enlentecido del lenguaje que no pueda ser puesto en relación con un déficit sensorial, motor, deficiencia mental, trastornos psicopatológicos, privación socioafectiva ni con lesiones cerebrales evidentes.

Sin embargo si lo pensamos más profundamente nos daremos cuenta que este trastorno se puede dar también en personas con problemas de audición o de la motricidad bucofaríngea, en personas con retraso mental, etc. La dificultad en estos casos será demostrar que ambos trastornos no están relacionados.

En cuanto al tema de las lesiones evidentes está muy relacionado con los medios tecnológicos disponibles; cabe esperar que en un futuro se descubran daños cerebrales en casos de TEL considerados hasta ahora como no lesionales

El diagnóstico en el TEL

Normalmente se detecta en la infancia y se diferencia de un retraso simple del lenguaje en que no evoluciona tan rápido y favorablemente como éste. El diagnóstico debe contemplar un evaluación completa de las capacidades cognitivas generales y del lenguaje

En lo referente a la evaluación cognitiva en el TEL es común detectar una discrepancia entre el CI verbal y el CI manipulativo. También suele haber una discrepancia entre la edad mental del sujeto y su edad de desarrollo verbal.

El lenguaje del sujeto deberá valorarse tanto en su modalidad receptiva como expresiva y en los niveles fonológico (sonidos), léxico (vocabulario), morfosintáctico (gramática), semántico (significado)y pragmático (uso) para ver si existe un problema.

También se deben descartar los déficits que excluirían dicho diagnóstico

Clasificación del TEL

La clasificación más utilizada es la de Rapin y Allen que clasifica el TEL en las siguientes categorías:

  • Trastornos de vertiente expresiva
    • Dispraxia verbal
      • Incapacidad masiva de fluencia
      • Articulación muy afectada, incluso ausencia completa del habla
      • Comprensión normal o muy próxima a lo normal
    • Trastorno de programación fonológica
      • Habla fluente, pero difícilmente inteligible
      • Comprensión normal o casi normal


  • 'Trastornos que afectan a comprensión y expresión'
    • Déficit mixto receptivo-expresivo o trastorno fonológico-sintáctico
      • Fluidez verbal perturbada
      • Articulación del habla alterada
      • Expresión limitada
      • Sintaxis deficiente, frases cortas, omisión de palabras funcionales, agramatismo.
      • Comprensión deficiente en grados diversos, menos que la expresión
    • Agnosia auditivo-verbal o sordera verbal
      • Comprensión del lenguaje oral severamente afectada, incluso ausente.
      • Expresión limitada a cortas frases o palabras únicas, o totalmente ausente
      • Articulación alterada
      • Fluidez verbal perturbada


  • Trastornos del proceso central de tratamiento y formulación
    • Déficit semántico pragmático
      • Habla fluente, a menudo logorreica
      • Articulación normal
      • Estructura gramatical de las frases normal
      • Modos de conversación aberrantes
      • Comprensión deficiente de los enunciados complejos
    • Déficit léxico-sintáctico
      • Habla fluente, con ocasional pseudo-tartamudeo por dificultad de evocación
      • Articulación normal
      • Jerga fluente (en el niño pequeño)
      • Sintaxis inmadura, dificultad para formulaciones complejas
      • Deficiente comprensión de enunciados complejos (preguntas abiertas

Pronóstico y tratamiento del TEL

Las personas afectadas por disfasia presentan dificultades de comunicación que les puede llevar a desarrollar otro tipo de problemas psicológicos si no se trata a tiempo y debidamente. El diagnóstico es conveniente que lo realice un neuropsicólogo junto con un logopeda o terapeuta del lenguaje, para realizar un buen diagnóstico diferencial. La terapia es llevada a cabo por logopedas o terapeutas del lenguaje, neuropsicólogos y psicólogos especializados en lenguaje, fonoaudiólogos, . En general las estrategias de intervención en esta patología consisten en aumentar la frecuencia con la que determinados objetivos lingüísticos son presentados al niño, y asegurarse de que tales objetivos aparecen en contextos lingüísticamente no ambiguos

http://disfasiaenzaragoza.com

 
Este articulo se basa en el articulo Trastorno_específico_del_lenguaje publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.