Actina



   

Conocimientos adicionales recomendados

La actina es una proteína globular que forma los microfilamentos, uno de los tres componentes fundamentales del citoesqueleto de las células eucariotas. Se expresa en todas las células del cuerpo y especialmente en las musculares ya que está implicada en la contracción muscular, por interacción con la miosina. Puede encontrarse en forma libre, denominada actina G, o polimerizarse en microfilamentos o actina F, que son esenciales para funciones celulares tan importantes como la movilidad y la contracción de la célula durante la división celular.

Usa ATP como fuente de energía. En el caso de la contracción muscular, el ATP permite a la cabeza de la miosina extenderse y unirse al filamento de actina. Entonces la miosina se libera tras mover el filamento de actina en un movimiento de relajación o contracción mediante el uso de ADP.

La actina no muscular se encuentra en prácticamente todas las células en un organismo eucarionte. Es importante para la forma de la célula, movilidad y transporte intracelular. Para llevar a cabo funciones tan diversas, la actina se une con cientos de proteínas diferentes. La miosina es un ejemplo de proteína que une actina. Otro ejemplo es la vilina, que puede entrelazar la actina en haces o bien cortar los filamentos de actina, dependiendo de la concentración de calcio en su entorno.

Además, la actina es una de las proteínas más conservadas en la evolución, lo que prueba su importancia para la célula, difiriendo no más de un 5% entre especies tan diversas como las algas y los humanos.

La actina es el mayor constituyente de los microfilamentos. En soluciones de baja fuerza iónica, la actina es un monómero llamada actina G debido a su forma globular. A pH fisiológico la actina G se polimeriza y toma la forma fibrosa F que se parece a los filamentos delgados. La actina F es una hélice de doble filamento de monómeros de actina de 70 Å de diámetro. La estructura se repite a intervalos de 370 Å a lo largo del eje de la hélice.

Cuando una solución de miosina se agrega a una solución de actina se forma el complejo actomiosina con gran incremento de la viscosidad de la solución. Este incremento se revierte con la adición de ATP. El ATP disocia la actomiosina en actina y miosina. Se puede preparar hebras de actomiosina, las cuales, si se sumergen en una solución que contiene ATP, K+ y Mg2+, se contraen. Esto no ocurre si las hebras son hechas sólo de miosina. Estos experimentos fueron hechos por Albert Zsent Gyorgy y sugerían que la fuerza para la contracción muscular provenía de la interacción miosina, actina, ATP.

Véase también

 
Este articulo se basa en el articulo Actina publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.