Carburo metálico



Los carburos metálicos se forman con metales de transición como el wolframio o el titanio. A menudo no tienen una estequiometría definida. Esto se debe a que el carbono ocupa posiciones libres tetraédricas en la estructura del metal. Las sustancias formadas se caracterizan por su elevada resistencia mecánica y térmica con puntos de fusión del orden de unos 3000 a 4000 ºC y se utilizan en la elaboración de utensilios de cerámica, componentes de maquinaria y en herramientas para mecanizado rápido y mecanizado de metales duros de difícil mecanización.

Conocimientos adicionales recomendados

Las herramientas de mecanizar recubiertas de carburo metálico, también son denominadas de cermet, y ofrecen la ventaja de una mayor duración de la herramienta. Se emplean en el mecanizado de todo tipo de metales y permiten unas velocidades de corte muy elevadas. Las fundiciones de aluminio, por ejemplo, con la presencia de cristales de silicio de elevada dureza requieren obligatoriamente el uso de herramientas de carburo metálico. Los distintos fabricantes de herramientas de carburos metálicos tienen distintas gamas y calidades, en función de las condiciones de corte requeridas.[1]

Refrencias

  1. Proceso de mecanizado de aleaciones de aluminio con carburo metálico upcommons.upc.edu Artículo técnico. [9-4-2008]

Véase también

  • Widia
  • Fresa (herramienta)
  • Mecanizado

Enlaces externos

 
Este articulo se basa en el articulo Carburo_metálico publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.