Esofagogastroduodenoscopia




Esofagogastroduodenoscopia (EGD)

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Definición

Es un examen médico que visualiza el esófago, el estómago y el duodeno. Se utiliza un endoscopio. Los endoscopios modernos son unos tubos flexibles cuya cabeza es móvil y controlada por el operador. En su punta tienen una cámara de video y una luz que ilumina el órgano examinado. La imagen es transmitida a un monitor en donde se pueden identificar lesiones como úlceras, erosiones y cánceres de los órganos examinados.

Es un procedimiento médico que se realiza por un especialista en endoscopia digestiva. A nivel mundial, el que realiza estos procedimientos es el gastroenterólogo, sin embargo otras especialidades afines, como los cirujanos del aparato digestivo, pueden ser entrenados en la técnica. La formación del especialista es indispensable, esto porque la técnica es relativamente fácil, pero la identificación de lesiones pequeñas (como un cáncer gástrico temprano), requiere de entrenamiento extra para identificar las lesiones. Así pues un endoscopista inexperto puede pasar por alto una lesión que puede ser el inicio de un cáncer.

Frecuentemente se le denomina simplemente gastroscopia y se le abrevia EGD en la jerga médica.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen ayuda a determinar: • La causa de dolor abdominal • La causa de una anemia inexplicable • La causa de dificultades en la deglución • La causa de hemorragia digestiva alta (gastrointestinal) • El estado del estómago y el duodeno después de una operación • La presencia de tumores u otras anomalías de vías digestivas altas • La presencia de ulceraciones o inflamación • Estrechez o tumores del esófago El examen también se puede emplear para obtener una muestra de tejido para biopsia. Valores normales El esófago, el estómago y el duodeno deben estar lisos y de color normal. No debe haber sangrado, neoplasias, úlceras ni inflamación. Significado de los resultados anormales Una EGD puede mostrar: • Divertículos (bolsas anormales en el revestimiento de los intestinos) • Anillos esofágicos • Esofagitis • Masas gástricas • Úlcera gástrica • Inflamación del estómago y el duodeno • Síndrome de Mallory-Weiss (desgarro) • Oclusión • Estrechez • Tumores • Úlceras (agudas o crónicas)


Técnica

Para la realización del procedimiento, y segun los casos, puede que se aplique sedación al paciente. La sedación consiste en administrar un fármaco para que el paciente se relaje, se duerma y olvide el procedimiento. Se recomienda por que el procedimiento, aunque no es doloroso, puede ser molesto para el paciente por el reflejo nauseoso que produce. Para reducir la náusea se puede aplicar anestesia local en la garganta.

El endoscopista introduce el endoscopio por la boca en el esófago y luego procede a entrar al intestino delgado en su primera parte llamada duodeno. Desde allí se devuelve examinando cada parte con detenimiento para encontrar lesiones. Si se encuentra una lesión se puede tomar una biopsia por el canal de trabajo del endoscopio.

Para poder visualizar los órganos, el endoscopista introduce aire para separar sus paredes, a la vez inyecta agua por el canal de trabajo para lavar el moco y la saliva que obstruya la visualización adecuada. Por este mismo motivo es necesario que el estómago esté vacío, por lo que el paciente debe presentarse en ayunas. La presencia de alimentos obstruye la visibilidad y aumenta el riesgo de broncoaspiración durante el procedimiento.

Procedimientos terapéuticos

El procedimiento permite el realizar tratamientos para condiciones especiales. Permite el detener un sangrado digestivo alto por medio de varios instrumentos y técnicas. Se pueden inyectar sustancias que disminuyan el sangrado, o realizar electrocoagulación de un vaso sanguíneo, o colocar ligas sobre varices esofágicas que estén sangrando. También puede resecar (quitar) lesiones como pólipos o cánceres gástricos tempranos. Otra utilidad terapéutica es la colocación de Gastrostomías endoscópicas percutáneas (PEG), que son dispositivos que permiten pasar alimentos directamente al estómago desde una sonda colocada sobre la pared abdominal.

Forma en que se realiza el examen Se administra un sedante y un analgésico (medicamento para el dolor) y se puede aplicar un anestésico local en forma de aerosol en la boca para inhibir la necesidad de toser o las náuseas cuando se introduzca el endoscopio. Para proteger los dientes y el endoscopio, se introduce un protector bucal y se deben retirar las prótesis dentales removibles. En la mayoría de los casos, se inserta una vía intravenosa en el brazo para administrar medicamentos durante el procedimiento. Se le solicita a la persona acostarse sobre el lado izquierdo. Después de que los sedantes han hecho efecto, se pasa el endoscopio a través del esófago hasta el estómago y el duodeno. Luego, se introduce aire a través del endoscopio para aumentar la visualización. Se examina el revestimiento del esófago, del estómago y de la parte superior del duodeno y se pueden tomar biopsias (muestras de tejido que son observadas bajo el microscopio) por medio del endoscopio. Después de completarse el examen, se restringen los alimentos sólidos y los líquidos hasta que retorne el reflejo nauseoso, de manera que la persona no se ahogue. El examen dura aproximadamente de 5 a 20 minutos.

Lo que se siente durante el examen

El anestésico local dificulta la deglución, pero esta molestia pasa poco después del procedimiento. El endoscopio suele provocar algo de náuseas en la parte posterior de la garganta. Puede haber una sensación de gas y se puede sentir el movimiento del endoscopio en el abdomen. Asimismo, es posible que las biopsias no se sientan en el momento de tomarlas y, debido a la sedación intravenosa, es probable que no se sienta ninguna molestia y que no se tengan recuerdos del examen.


Contraindicaciones

ABSOLUTAS:

  • No hay contraindicaciones absolutas aunque se debe tener precuaución en todas las abajo mencionadas.

RELATIVAS:

  • Paciente en shock por hemorragia digestiva hasta tanto no se haya recuperado adecuadamente.
  • Paciente con IMA reciente o con insuficiencia cardiaca grave.
  • Arritmias severas.
  • Aneurisma de la aorta de gran tamaño.
  • Descompensación respiratoria con gran restricción.
  • Divertículo por pulsion de la hipo faringe (divertículo de Zenker).Si se realiza la endoscopia debe ser con gran cuidado por un endoscopista experimentado.
  • Esofagitis corrosiva (fase aguda )
  • Sospecha de perforación gástrica.
  • Infarto del miocardio;antes de los tres meses de ocurrido

( garantizar medidas de reanimación )

  • Postoperatorio inmediato en cirugía digestiva alta( peligro de dehiscencia de la sutura )
  • Trastornos serios de la coagulación.
  • Preparación inadecuada.
  • Trastornos psíquicos y falta de cooperación.
  • Emaciación y toma del estado general.
  • Infección aguda importante
  • Divertículo de Zenker.
  • Anomalías ortopedias o neurológicas que limiten los movimientos de cuello (Osteocondritis notable, Cifoscoliosis extrema).
  • Antecedentes de alergia a los anestésicos.

Complicaciones

Es un procedimiento muy seguro y todas las complicaciones mencionadas a continuación son muy raras.

Las principales complicaciones se debena al uso de sedación que puede provocar disminución del impulso respiratorio si se aplican dosis inadecuadas.

Se puede producir broncoaspiración de contenido gástrico a los pulmones desencadenando en una neumonía.

Podría producirse una perforación, ya sea por un adelgazamiento de la pared (como en un divertículo duodenal) o por un procedimiento terapéutico (resección de un cáncer gástrico temprano).

Los procedimientos terapéuticos también pueden producir un sangrado digestivo alto, que suele poder detenerse por medio de la misma endoscopía.

Riesgos Existe una pequeña posibilidad de perforación (orificios) del estómago, el duodeno o el esófago, al igual que un pequeño riesgo de sangrado en el sitio de la biopsia. Un paciente podría presentar una reacción adversa al anestésico, al medicamento o al tranquilizante. Esta reacción podría causar: • Apnea (falta de respiración) • Bradicardia • Sudoración excesiva • Hipotensión (presión arterial baja) • Laringoespasmo (espasmo de la laringe) • Depresión respiratoria (dificultad para respirar) El riesgo general es menos de 1 caso por cada 1.000 personas

Consideraciones especiales

Se debe acudir al médico si surge alguna de estas afecciones después del examen (hasta 48 horas después): • Heces negras • Sangre en el vómito • Dificultad para deglutir • Fiebre • Dolor


Mayor información

 
Este articulo se basa en el articulo Esofagogastroduodenoscopia publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.