Estrógeno



Los estrógenos son hormonas sexuales de tipo femenino producidos por los ovarios y, en menores cantidades, por las glándulas adrenales. Los estrógenos inducen fenómenos de proliferación celular sobre los órganos, principalmente endometrio, mama y el mismo ovario. Tienen cierto efecto preventivo de la enfermedad cardiovascular y sobre el endometrio actúan coordinadamente con los gestágenos, otra clase de hormona sexual femenina que induce fenómenos de maduración. Los estrógenos presentan su mayor cantidad los primeros 7 de la menstruacion.

Conocimientos adicionales recomendados

Los estrógenos actúan con diversos grupos celulares del organismo, especialmente con algunos relacionados con la actividad sexual, pero también con el cerebro, con función endocrina pero también neurotransmisora.

En su función endocrina, los estrógenos atraviesan la membrana celular para llegar al núcleo, en el que se encargan de activar o desactivar determinados genes, regulando la síntesis de proteínas.

Además de regular el ciclo menstrual, el estrógeno afecta el tracto reproductivo, el tracto urinario, los vasos sanguíneos y del corazón, los huesos, los senos, la piel, el cabello, las membranas mucosas, los músculos pélvicos y el cerebro. Las características secundarias sexuales, como los vellos púbicos y de las axilas también comienzan a crecer cuando los niveles de estrógeno aumentan. Muchos de los sistemas orgánicos, incluyendo los sistemas musculoesquelético y cardiovascular, y el cerebro, están afectados por el estrógeno

Alteraciones producidas por estrógenos

  • Aumento de peso
  • Crecimiento de cabello
  • Crecimiento de uñas
  • Crecimiento de los pechos
  • Desarrollo del pezón y la areola femenina.
  • Ablandamiento de huesos
  • Amplitud de pelvis
  • Extensión de caderas
  • Aumento de grasa en zona genital (monte de venus)
  • Separación de piernas
  • Cambios en el sistema venoso.
  • Pérdida del apetito
  • Vomito severo
  • Diarrea crónica

Estrógenos como neurotransmisores

Las pruebas de que ciertos estrógenos pueden actuar como neurotransmisor y confirmarse. Estas hormonas se transforman en el cerebro, para pasar a ejercer una nueva función.

A finales de 2007 un equipo de las universidades Johns Hopkins y de Lieja publicaron un estudio en el que explican como manipulando las concentraciones de estradiol en el cerebro de (mediante la inyección de un compuesto que inhibe su síntesis), provocaron inmediatamente grandes cambios en la actividad sexual de estos animales así como en sus umbrales de dolor. Dado que las hormonas no pueden actuar a la velocidad a la que lo hacen los neurotransmisores, se estaría probando la teoría. mientras que en su función endocrina los efectos de los estrógenos se dilatan, días, meses, años, pero el estrógeno neurotransmisor se acopla a la membrana externa de las células, sin tener que penetrar hasta el núcleo, actuando directamente sobre la comunicación sináptica..

Bibliografía

  • Un estrógeno neurotransmisor en Mente y cerebro, número 22, enero de 2007.
 
Este articulo se basa en el articulo Estrógeno publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.