Fiebre botonosa mediterránea



  La fiebre botonosa es resultado de una infección causada por la bacteria Rickettsia conorii y transmitida por la garrapata Riphicephalus sanguineus. Esta fiebre es endémica en muchos países de la cuenca mediterránea. Tras un período de incubación de 1 a 3 semanas, la enfermedad comienza de forma súbita con escalofríos, fiebre alta, dolores articulares y musculares, dolor de cabeza y fotofobia. Se producen lesiones cutáneas que pueden aparecer en el lugar de la picadura de la garrapata o en otras zonas de la piel.

Conocimientos adicionales recomendados

Tratamiento

El tratamiento se realiza con doxiciclina

Véase también

 
Este articulo se basa en el articulo Fiebre_botonosa_mediterránea publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.