Linfocitopenia



La linfocitopenia es un cantidad anormalmente baja de linfocitos (menos de 1500 células por microlitro de sangre en el adulto o menos de 3000 células por microlitro en el niño).


Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Etimología

 

Normalmente, los linfocitos constituyen del 15 al 40 porciento de los glóbulos blancos que se encuentran en la sangre. Los linfocitos constituyen la base del sistema inmunitario, protegen al organismo de la infección vírica, ayudan a otras células a proteger al cuerpo de infecciones bacterianas y fúngicas, se convierten en células que producen anticuerpos (Células plasmáticas), luchan contra el cáncer y facilitan la coordinación de las actividades de otras células del sistema inmunitario.


Causas

 

Distintas enfermedades y trastornos pueden causar linfocitopenia. La cantidad de linfocitos puede disminuir durante un breve período a causa de un estrés agudo y debido a tratamientos que incluyan corticosteroides, como la prednisona, quimioterapia para el cáncer y radioterapia. Los sujetos con cifras bajas de linfocitos T habitualmente presentan linfocitopenia más acusada y con efectos más severos que los que presentan cantidades bajas de linfocitos B, aunque de todos modos cualquier deficiencia puede ser mortal.


Síntomas

  Como los linfocitos constituyen una proporción relativamente pequeña de glóbulos blancos, una reducción en su número no conduce a una disminución significativa del número total de glóbulos blancos. La propia linfocitopenia puede ser asintomática y habitualmente se detecta en un análisis de sangre completo realizado para diagnosticar otras enfermedades. La reducción drástica de linfocitos ocasiona una tendencia a desarrollar infecciones causadas por virus, hongos y parásitos.


Diagnóstico

Con la tecnología actual de los laboratorios, es posible detectar los cambios cuantitativos de tipos específicos de linfocitos. Por ejemplo, las disminuciones de linfocitos T (conocidos como células T4) constituyen un parámetro de medición de la progresión del SIDA.


Tratamiento

El tratamiento depende principalmente de la causa. La linfocitopenia por el uso de fármacos suele normalizarse en pocos días tras la interrupción del mismo. Cuando la causa es el SIDA, se puede aumentar, hasta cierto punto, el número de linfocitos con ciertos medicamentos como el AZT (zidovudina), el ddI (didanosina) y otros de desarrollo más reciente, que pueden incrementar la cantidad de células T colaboradoras. Cuando la linfocitopenia es producto del déficit de linfocitos B, la concentración de anticuerpos en la sangre puede descender hasta valores anormales. En estos casos, la gammaglobulina (sustancia rica en anticuerpos) contribuye a prevenir las infecciones. Si se manifiesta una infección, se administran antibióticos específicos, antifúngicos o antivíricos para atacar la infección.


Enfermedades causantes de la Linfocitopenia

 
Este articulo se basa en el articulo Linfocitopenia publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.