Osteocito



Los osteocitos son células que se forman a partir de la diferenciación de los osteoblastos, que a su vez derivan de las células osteoprogenitoras. Todos estos tipos celulares, junto con los osteoclastos (de distinto origen), constituyen los elementos celulares del tejido óseo. Los osteocitos se encuentran en mayor proporción en los huesos osificados.

Conocimientos adicionales recomendados

Localización

Se pueden encontrar insertos en cavidades de la matriz ósea, denominadas lagunas osteocitarias, también llamadas osteoplastos. A diferencia de los osteoblastos, los osteocitos quedan conectados entre sí y con el resto de células óseas, mediante prolongaciones citoplasmáticas y uniones comunicantes denominadas uniones GAP, formando un sincitio. Los canículos de la matriz, que albergan a las prolongaciones citoplásmicas se llaman calcóforos. Tanto en las lagunas como en los calcóforos se encuentra líquido entre la matriz y las células (líquido intersticial).

El sistema de conexión que poseen es el adecuado para poder llevar a cabo un intercambio de metabolitos (iones…) entre ellas, ya que son incapaces de moverse en una matriz que esté mineralizada. También identifican estrés mecánico o microlesiones del cuerpo óseo.

Características

Estas células son incapaces de dividirse, pudiéndose ver en cada alguna un solo osteocito. El citoplasma es ligeramente alargado y basófilo, con una enorme cantidad de prolongaciones citoplásmicas, tienen poco desarrollado el Retículo endoplásmico rugoso y el Aparato de Golgi, además hay pequeñas gotas de lípidos y pequeñas cantidades de glucógeno. Tienen la capacidad de segregar o reabsorber la matriz ósea que les circunda, de hecho se podría decir que estas células se han quedado atrapadas en su propia sustancia de secreción.

Se está postulando que el osteocito es la célula mecanosensora del tejido óseo. Cuando se produce un estímulo mecánico sobre el hueso, se da lugar al movimiento del líquido que hay en las lagunas y en los calcóforos, de esta forma el osteocito produce moléculas de señalización, que a su vez modulan el comportamiento de los osteoblastos y de los osteoclastos, siendo finalmente una respuesta celular. Por lo tanto, se está comprobando que la preservación de estas células es fundamental para que los procesos de remodelación de los huesos puedan producirse bien. Ya que el deterioro del sincitio formado en los huesos puede dar lugar a diversas enfermedades, como osteoartritis, osteomalacia u osteoporosis.

En el último caso, se ve que la tasa de apoptosis de los osteocitos es mayor que en un caso normal, lo que sugiere que la señalización intercelular esta alterada y por ello, la capacidad de remodelación de los huesos es menor, predisponiendo a sufrir más roturas.

 
Este articulo se basa en el articulo Osteocito publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.