Periostio



  Se conoce como periostio (peri = alrededor, y osteo = hueso) a una membrana de tejido conectivo muy vascularizada, fibrosa y resistente, que cubre al hueso por su superficie externa excepto en lugares de inserción de ligamentos, tendones, y superficies articulares (la superficie externa del hueso a nivel de las articulaciones está cubierta por cartílago hialino, llamado cartílago articular).

Conocimientos adicionales recomendados


El periostio posee terminaciones nerviosas nociceptivas, haciéndolo muy sensible a la manipulación. Además mediante la irrigación sanguínea provee nutrición al hueso. Se encuentra unido al hueso por fuertes fibras de colágeno llamadas fibras de Sharpey, las que se extienden a las lamelas circunferenciales externas e instersticiales.

El periostio está formado por una capa externa fibrosa y una capa interna de recambio. La capa fibrosa contiene fibroblastos, mientras que la capa de recambio contiene células progenitoras que se transforman en osteoblastos que son responsables del aumento de grosor del hueso. Después de una fractura ósea las células progenitoras se transforman en osteoblastos y condroblastos los cuales son esenciales en el proceso de sanación.

El periostio que cubre la superficie externa del cráneo es conocido como pericráneo.

 
Este articulo se basa en el articulo Periostio publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.