Vellosidades coriónicas



La prueba de las vellosidades coriónicas suele realizarse entre la semana 10 y la 12 del embarazo si en la familia se registran casos de desórdenes genéticos, como la talasemia, la hemofilia y la fibrosis quística, o si ya se ha tenido un hijo con dichas afecciones.

Conocimientos adicionales recomendados

Se tarda entre 10 y 20 minutos en realizarla. Se toma una pequeña muestra del corion (el tejido externo que rodea el feto y la placenta) y se analiza. Valiéndose de ultrasonido para guiar la sonda, se inserta un tubo delgado y hueco en la vagina o en la pared abdominal, hasta el útero, y se extraen varias células coriónicas, idénticas a las del feto. El análisis de estas células proporciona una "ventana" para ver el feto.

En alguna ocasión se puede perforar la bolsa amniótica y producir infección y hemorragia. Aun así, parece que el riesgo de aborto sólo aumenta en un 1%.

Esta prueba se realiza antes que la amniocentesis y se obtienen los resultados en unos 10 días. Por tanto, permite que la mujer aborte pronto, en lugar de tener que esperar entre 15 y 18 semanas para la amniocentesis.

 
Este articulo se basa en el articulo Vellosidades_coriónicas publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.