Betún



Para otros usos de este término véase Betún (desambiguación).

El betún o bitumen es una mezcla de líquidos orgánicos altamente viscosa, negra, pegajosa, completamente soluble en disulfuro de carbono y compuesta principalmente por hidrocarburos aromáticos policíclicos.

Conocimientos adicionales recomendados

El betún es la fracción residual (el fondo) resultante de la destilación fraccionada del petróleo. Es la fracción más pesada y la que tiene el punto de ebullición más elevado. No debe ser confundido con el asfalto (al que a veces se llama betún de Judea o judaico, pero que es una mezcla de minerales y betún) ni con el alquitrán (que se obtiene de la destilación destructiva del carbón y es químicamente diferente).

La mayoría de los betunes contienen azufre y varios metales pesados como níquel, vanadio, plomo, cromo, mercurio y también arsénico, selenio y otros elementos tóxicos. Los betunes pueden lograr una buena conservación de plantas y animales, que forman fósiles en las rocas.

Usos

El betún se usa primordialmente para pavimentar carreteras. Sus otros usos son en productos para impermeabilizar como botas de vino, incluyendo el papel alquitranado para el sellado de techos y tejados. También es la principal materia prima para la explotación petrolera de las arenas bituminosas actualmente bajo desarrollo en Alberta (Canadá).

En el pasado, el betún se usó para impermeabilizar barcos, e incluso como un recubrimiento en construcción. Es posible que la ciudad de Cartago ardiera fácilmente debido a extensivo uso del betún en su construcción.

La mayoría de los geólogos cree que los depósitos de betún hallados en la naturaleza están formados a partir de los restos de antiguas algas microscópicas y otros restos orgánicos. Estos organismos murieron y sus restos fueron depositados en el lodo del fondo del océano o lago donde vivían. Bajo el calor y la presión de las profundidades de la tierra, los restos fueron transformados en materiales tales como el betún, querógeno y petróleo.

El betún también se halla en los meteoritos, rocas arcaicas, mineralizaciones de cobre y zinc, y en cuevas. Es posible que el betún sea el principal material formado durante la acreción de la tierra y fuera procesado por las bacterias que consumen hidrocarbonos.

Aplicaciones en el cambio climático

Debido a la cada vez mayor preocupación por el cambio climático provocado por la contaminación atmosférica, debida en su mayor parte a la quema de combustibles fósiles, se ha impulsado la introducción de alternativas al betún que sean más respetuosas con el medio ambiente y menos tóxicas. El betún puede actualmente fabricarse a partir de fuentes renovables no basadas en el petróleo como azúcar, melaza, arroz, maíz y patata. También puede elaborarse a partir de materiales de desechos procedentes de la destilación fraccionada de aceite de motor usado, que a veces simplemente se quema o se deposita en vertederos.

El betún así elaborado puede fabricarse con colores claros, lo que ayuda a reducir las temperaturas de las superficies asfaltadas con él, ayudando a paliar el efecto de isla de calor urbana.

Véase también

 
Este articulo se basa en el articulo Betún publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.