Coloboma



El coloboma es un defecto congénito (presente desde el nacimiento) del iris del ojo que se describe como un orificio, fisura o hendidura. Esta condición tiene la posibilidad de ser hereditaria o aparecer sin historia familiar previa.

Conocimientos adicionales recomendados

Durante el tercer mes del embarazo los ojos del feto se desarrollan rápidamente, empezando como un pequeño brote, el cual germina de manera que todas las partes intrincadas del interior del ojo puedan ser formadas y alimentadas. Para ayudar a esta alimentación una abertura o hendidura se abre dentro de cada brote o futuro ojo.

Cuando el complicado desarrollo del ojo termina, la hendidura se cierra. Pero en algunos casos, esta hendidura no lo hace o se cierra parcialmente, permaneciendo de por vida esta condición, la cual es llamada coloboma.

Esto no significa que exista un hoyo en el ojo, sólo que ciertas estructuras dentro del ojo no terminaron de formarse completamente.

Los efectos de esta condición pueden ser leves o causar problemas visuales en el caso de que la parte trasera del ojo este afectada. Esto depende del lugar, la extensión o el incompleto cerramiento de la abertura.

Un coloboma en el cristalino, si es de tamaño grande, puede afectar al iris y a la coroide, y de esta forma aumentar el riesgo de desprendimiento o desgarramiento de la retina. El defecto puede extenderse a la retina, coroides o nervio óptico.

Un coloboma pequeño, especialmente si no está adherido a la pupila, puede hacer que una imagen secundaria se enfoque en la parte posterior del ojo ocasionando una imagen fantasma, visión borrosa o disminución de la agudeza visual. Un coloboma en el iris puede algunas veces dar la apariencia de un hoyo en la pupila. La visión central puede ser afectada y puede reflejar la extensión, lugar y forma de la abertura.

Esta condición por lo general es detectada en el hospital a la hora de revisar al bebé, después de su nacimiento. Es posible que un bebé con coloboma pueda tener otros problemas de desarrollo.

Cuando esta condición es detectada en un bebé recién nacido es de suma importancia que un médico oftalmólogo le realice una revisión más completa y sugiera el tratamiento y cuidados a seguir.

Consideraciones generales Los colobomas del iris pueden aparecer como un orificio redondo y negro localizado dentro o al lado del iris (porción coloreada del ojo). También pueden aparecer como una muesca negra de diferente profundidad en el borde de la pupila, dándole a ésta una forma irregular o pueden igualmente presentarse como una fisura que va desde la pupila hasta el borde del iris.

Un coloboma pequeño, especialmente si no está adherido a la pupila, puede hacer que una imagen secundaria se enfoque en la parte posterior del ojo ocasionando una imagen fantasma, visión borrosa o disminución de la agudeza visual.

El coloboma puede estar asociado con condiciones hereditarias, trauma del ojo o cirugía del ojo. El defecto puede extenderse a la retina, coroides o nervio óptico.

Causas comunes: La mayoría de los casos de coloboma son de causa desconocida y no se relacionan con otras alteraciones.

Un pequeño porcentaje de pacientes con coloboma presenta, además, otros trastornos hereditarios del desarrollo

Cuidados en el hogar: Por lo general los colobomas se diagnostican en el momento del nacimiento o poco tiempo después. No existe ningún tratamiento casero.

Se debe llamar al médico si: Se nota que un niño presenta lo que parece ser un agujero en el iris o una pupila de contorno inusual; o bien si la visión se torna borrosa o se detecta una disminución en la visión.

Nota: se recomienda visitar al oftalmólogo en caso de presentarse problemas de la visión. Es posible que sea necesario que el médico de cabecera ayude a descartar trastornos asociados con el coloboma del iris.

El médico revisará la historia clínica y realizará un examen físico. El paciente suele ser un lactante, por lo cual los antecedentes familiares son de gran importancia.

El examen físico incluye una evaluación detallada del ojo al igual que un examen detallado de la parte interna del ojo. Otras pruebas pueden ser una RM (Resonancia magnética) del cerebro y los nervios que conectan el ojo y el cerebro.

Después de visitar al médico, es recomendable anotar la información del diagnóstico relacionado con el coloboma del iris en el registro médico personal.

 
Este articulo se basa en el articulo Coloboma publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.