Pupila



  La pupila es un orificio situado en la parte central del iris para el paso de la luz. Se trata de una abertura dilatable y contráctil de color negro con la función de regular la iluminación que le llega a la retina, en la parte posterior del ojo. También es llamada "la niña del ojo". El tamaño de la pupila está controlado por dos músculos: el esfínter de la pupila la cierra y el dilatador de la pupila la abre. El reflejo fotomotor de la pupila se examina con una linterna durante la exploración neurológica. Este reflejo, donde participan los nervios craneales II y III, consiste en la constricción de la pupila como respuesta a la iluminación. Cuando penetra la luz en un ojo, las dos pupilas se constriñen (reflejo consensual) por que cada retina envía fibras a las cintillas ópticas de ambos lados. El músculo esfínter de la pupila está inervado por fibras parasimpáticas; por eso, la interrupción de estas fibras determina una dilatación de la pupila por el efecto desinhibido del músculo dilatador. El primer signo de compresión del nervio oculomotor es un reflejo fotomotor lento ipsolateral.      

Conocimientos adicionales recomendados

Se denominan pupilas isocóricas, cuando ambas presentan el mismo tamaño. Igualmente cuando reaccionan de igual manera a la luz, se dice que son pupilas normorreactivas o normorefléxicas.

El hecho de que las pupilas no presentes alguna de estas características puede indicar alguna patología.

 
Este articulo se basa en el articulo Pupila publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.