Ojo



  El ojo, o globo ocular, es el órgano que detecta la luz, siendo la base del sentido de la vista. Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos eléctricos. Los ojos más sencillos no hacen más que detectar si los alrededores están iluminados u oscuros. Los más complejos sirven para proporcionar el sentido de la vista.

Las partes del ojo son esenciales para la existencia humana porque gracias a ellas captamos, percibimos y encontramos lo que se llama las imágenes percibidas por este sistema.

Los ojos compuestos se encuentran en los artrópodos (insectos y animales similares) y están formados por muchas facetas simples que dan una imagen "pixelada", o sea, en mosaico (no imágenes múltiples, como a menudo se cree).

En la mayoría de los vertebrados y algunos moluscos, el ojo funciona proyectando imágenes a una retina sensible a la luz, donde se detecta y se transmite una señal correspondiente a través del nervio óptico. El ojo por lo general es aproximadamente esférico, lleno de una sustancia transparente gelatinosa llamada humor vítreo, que rellena el espacio comprendido entre la retina y el cristalino, el humor transparente, que se encuentra situado en el espacio existente entre el cristalino y la córnea transparente, cuya función es la de controlar el estado óptimo de la presión intraocular, con un lente de enfoque llamado cristalino y, a menudo, un músculo llamado iris que regula cuánta luz entra y sale del ojo.

Para que los rayos de luz se puedan enfocar, se deben refractar. La cantidad de refracción requerida depende de la distancia del objeto que se ve. Un objeto distante requerirá menos refracción que uno más cercano. La mayor parte de la refracción ocurre en la córnea, que tiene una curvatura fija. El resto de la refracción requerida se da en el cristalino. Al envejecer, el ser humano va perdiendo esta capacidad de ajustar el enfoque, deficiencia conocida como presbicia o vista cansada.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Funciones del ojo

El ojo recibe los estímulos de los rayos de luz procedentes del entorno y los transforman en impulsos nerviosos. Estos impulsos llegan hasta el centro cerebral de la visión, donde se descodifican y se convierten en imágenes. La vista es uno de los cinco sentidos que nos permiten comprender el mundo que nos rodea y desenvolvernos en él. La pupila es el diafragma del ojo. Los músculos del músculo ciliar que tienen forma circular y de radio, la abren o la cierran en función de la luminosidad.

Estructura del ojo

  El órgano de la visión está compuesto por los párpados, los globos oculares, el aparato lagrimal y los músculos oculares externos. La visión binocular, con la participación de ambos ojos, permite apreciar las imágenes en tres dimensiones. El globo ocular mide unos 25mm de diámetro y se mantiene en su posición gracias a los músculos oculares. Está envuelto por una membrana compuesta de varias capas.

La capa exterior, llamada esclerótica(27), es espesa, resistente y de color blanco. Recubre la capa intermedia, la coroides(28), que contiene abundantes vasos sanguíneos. La capa interna se llama retina(30), y en ella se encuentran las células sensibles a la luz: los bastones y los conos. La parte anterior del globo ocular está cubierta por la córnea(8), una membrana transparente y resistente que carece de vasos sanguíneos.

Alrededor de la córnea está la conjuntiva(4). Por detrás de la córnea se halla la cámara anterior, limitada por el iris(9) y la pupila(6). Detrás de la pupila se encuentra el cristalino, el cuerpo ciliar y la cámara posterior. Las cámara anterior está llena de un líquido transparente, el humor acuoso, que humedece el cristalino y garantiza su nutrición. La cámara posterior esta rellena de otro liquido coloidal llamado humor vítreo, que mantiene la tensión del interior del ojo. El iris está formado por una fina red de fibras conjuntivas, o estoma, provista de numerosos vasos sanguíneos y de los músculos que controlan la dilatación y la contracción de la pupila.

El color del iris depende de la transparencia del estoma y de la cantidad de pigmento que contiene. Cuando el pigmento es escaso, los ojos son azules, mientras que cuando hay una cantidad mayor se aprecian matices verdes o castaños.

El pigmento se forma durante los primeros meses de vida, por lo que todos los recién nacidos tienen los ojos de color azul grisáceo. El color definitivo se establece a los dos o tres meses de vida. Si no hay pigmentación, los ojos parecen rojos: es el caso de los albinos.   El cristalino, situado justo detrás de la pupila, está sostenido por unas fibras conjuntivas muy finas que a su vez están unidas al músculo constrictor del cuerpo ciliar. El cristalino se forma a lo largo de la tercera o cuarta semana de embarazo. Es blando y elástico en los niños, pero se endurece con el paso de los años.

El cristalino aumenta de tamaño durante toda la vida: en un individuo de 70 años es casi tres veces mayor que en un bebé. Detrás del cristalino se encuentra el humor vítreo, una masa gelatinosa, blancuzca y transparente que ocupa la mayor parte del interior del ojo esta masa está rodeada por la retina, que es la túnica más interna del ojo. La retina, sensible a los impulsos luminosos, está conectada con las fibras del nervio óptico que se prolonga hacia el cerebro.

La zona que rodea el nervio óptico es la papila óptica, un área que no contiene células sensoriales y constituye el denominado punto ciego. Sobre la superficie de la retina, en el eje anteroposterior del ojo, hay una depresión: la mácula lútea o amarilla, que es la zona con mayor agudeza visual. El ojo ve la luz visible que va desde 400 milimicras a 750 milimicras, aproximadamente 3x107 Hz de frecuencia de ancho de banda

Funcionamiento del ojo

 

Pupila

Artículo principal: Pupila

La pupila viene del griego pupis y significa la parte central del del iris. Se trata de una abertura dilatable y contráctil de *color negro con la función de regular la iluminación que le llega a la retina, en la parte posterior del ojo.

La pupila es el diafragma del ojo. Los músculos del músculo ciliar que tienen forma circular y de radio, la abren o la cierran en función de la luminosidad.      

  • La pupila en sí, es transparente, ya que es un agujero. Se ve negra ya que es el reflejo del fondo del ojo.

Córnea y cristalino

Artículos principales: Córnea y Cristalino

La córnea es una importante porción anatómica del ojo y el cristalino es un componente del ojo con forma biconvexa; constituyen el objetivo del ojo. Cuando un rayo de luz pasa de una sustancia transparente a otra, su trayectoria se desvía: este fenómeno se conoce con el nombre de refracción. La luz se refracta en el cristalino y se proyecta sobre la retina. El cristalino regula la distancia curvándose más o menos. Si el cristalino es opaco, la retina transmite una imagen borrosa. Esta patología es conocida como "cataratas".

Retina

Artículo principal: Retina

En la retina están las células visuales, por lo que se puede comparar a una película fotosensible. La luz, es decir, la imagen que percibimos, se transforma allí en impulsos eléctricos que el nervio óptico transmite al cerebro. Los nervios ópticos de la zona nasal de ambos ojos se entrecruzan antes de entrar en el encéfalo, formando el quiasma óptico, en cambio la zona temporal no se cruza, dejando en un lado del cerebro el sector nasal de un ojo y el temporal del otro. Luego se prolongan por las vías visuales hacia la zona media del cerebro y atravesando el tejido cerebral, alcanzan los centros visuales de los lóbulos occipitales. Se ignora que ocurre con exactitud después, pero los impulsos eléctricos se transforman en imágenes. La imagen llega invertida y deforme por las irregularidades del ojo a la retina, pero el cerebro la rectifica y podemos percibirla en su posición original.

Conos y bastones

Artículos principales: Cono (célula), Bastón (célula), y Fotorreceptor

Las células sensoriales de la retina reaccionan de forma distinta a la luz y los colores. Los bastones se activan en la oscuridad, y sólo permiten distinguir el negro, el blanco y los distintos grises. Los conos, en cambio funcionan de día y en ambientes iluminados, y hacen posible la visión en los colores. En realidad hay tres tipos de conos, adaptados a cada uno a los colores azul, rojo y verde; los cuales interaccionan mezclándose para formar el espectro completo de luz visible. El pigmento de los conos es una sustancia coloreada del retinol. Los conos están concentrados en el centro de la retina mientras que la frecuencia de los bastones aumenta a medida que nos alejamos de la mácula lutea hacia la periferia. Cada Cono (célula) está conectado individualmente con el centro visual del cerebro, lo que en la práctica permite distinguir a una distancia de 10 metros dos puntos luminosos separados por sólo un milímetro.

Otras partes del ojo

   

Musculatura extrínseca

  • Músculo recto interno
  • Músculo recto externo
  • Músculo recto interno
  • Músculo recto externo
  • Músculo oblicuo superior
  • Músculo oblicuo inferior

Drenaje de la fosa orbitaria

    Se encargan las venas, las que están dentro del cráneo reciben el nombre de senosvasculares escleroticos.

En el CIO se hacen investigaciones de globos oculares. Los senos cavernosos se encuentran en la base del cráneo y en ellos confluye toda la sangre del cerebro.

En posición erecta, la sangre del globo ocular va a los senos cavernosos por la arteria oftálmica superior y baja por la vena yugular. En posición boca abajo, la sangre se drena por la vena facial.

La vena oftálmica superior y la vena facial se anastomosan (se unen) muy cerca de la fosa orbitaria.

La vena oftálmica superior va aumentando de tamaño hasta llegar a los senos cavernosos ya que recoge muchas venas:

  1. vena central de la retina
  2. vena lagrimal
  3. venas musculares
  4. venas vorticosas superiores procedentes de la uvea.
  5. vena oftálmica inferior: recoge las dos venas vorticosas inferiores.

Podemos drenar de la vena facial a los senos por la vena oftálmica superior o al revés, ya que los senos no poseen válvulas que impidan el reflujo.

Irrigación de la fosa orbitaria

La fosa orbitaria tiene dos sistemas de vascularización: El principal, lleva a cabo la mayor parte de la irrigación, esta constituido por la arteria carótida interna que irriga el cerebro. El segundo, en menor proporción, es de emergencia, constituido por la arteria carótida externa que es la encargada de vascularizar la zona de rostro y cuello.

Este sistema es de emergencia porque si se fallara el principal y no lo tuviésemos nos quedaríamos ciegos de ese ojo.

Las arterias carótida interna y carótida externa están unidas por medio de la arteria oftálmica y la arteria facial que son ramas de la carótida interna y externa respectivamente, esto ocurre en la frontera de la fosa orbitaria. La arteria oftálmica entre al interior de la fosa orbitaria por el agujero óptico situado debajo del nervio óptico.

Las ramas en las que se divide la arteria oftálmica son: 1) arteria central de la retina: al entrar en la fosa orbitaria por el agujero óptico sale de la arteria oftálmica la arteria central de la retina y va por dentro del nervio óptico irrigando así toda la zona de la retina.

2) arterias ciliares posteriores: atraviesan la esclerótica, existen dos tipos -cortas: forman plexos al entrar, dan lugar a la coroides -largas: llegan hasta el cuerpo ciliar sin dar ramas.

3)arteria lagrimal irriga a la glándula lagrimal

4)arterias musculares: son las arterias que se encargan de la irrigación de la musculatura del globo ocular. Las arterias de los músculos rectos poseen ramificaciones terminales que son las arterias ciliares anteriores que penetran por las inserciones de la musculatura con el globo ocular. Junto con las arterias ciliares posteriores largas forman el circuito arterial mayor del iris.

Inervación de la fosa orbitaria

Examen del ojo

  Las razones más comunes de consulta en relación al ojo son: agudeza visual, dolor y otros síntomas variables (secreciones, ardor, prurito, fotofobia, etc), cuerpo extraño, cefalea, irritación del ojo (ojo rojo) y trastornos anatómicos.

Agudeza Visual

Para explorar la agudeza visual, el paciente debe leer varias filas de letras de tamaño decreciente (cartel de Snellen). Si la visión es normal, se pueden leer todas las filas a una distancia de 6 metros. En caso contrario, se considera que la visión es defectuosa y hay que llevar gafas o lentes de contacto. Para conseguir la visión se puede utilizar cristales de distinto tipo: cóncavos y convexos. Los cristales cóncavos, corrigen la miopía y los convexos se utilizan para la presbicia y la hipermetropía. Para examinar la visión cromática o visión de colores, el médico presenta al paciente varias láminas con un dibujo en color sobre un fondo de otro color. Si se distinguen con normalidad todos los colores, se pueden apreciar los dibujos que hay sobre el fondo de color. La acromatopsia total impide distinguir cualquier color: la visión es exclusivamente en blanco y negro. Es más frecuente la acromatopsia parcial como ocurre en el daltonismo. Para explorar el interior del ojo el médico se sirve de una linterna. Puede descubrir enfermedades oculares estilando en el ojo una sustancia que dilata las pupilas y permite ver por ejemplo si el cristalino es opaco. De esta forma, el médico también puede descubrir un posible desprendimiento de retina o detectar signos de hipertensión arterial, de trombosis o diabetes que a veces se refleja en la retina.

Fondo de Ojo

Con el uso correcto de un oftalmoscopio, la exploración del fondo de ojo incluye:

Región supraorbitaria

  La exploración de la región supraorbitaria incluye:

  • Cejas
  • Pestañas y párpados: Forma, aspecto, hendidura y conjuntiva parpebral, glándula y saco lagrimal.

Globo ocular

La exploración del globo ocular incluye:

Conjuntiva bulbar

La exploración de la conjuntiva bulbar junto con:

Principales defectos del ojo

Miopía

Artículo principal: Miopía

La miopía generalmente congénita, es la dificultad para ver de lejos, generalmente se debe a un diámetro antero posterior del ojo mayor de lo normal a una convergencia excesiva del cristalino o a una refracción demasiado fuerte de la córnea. En todos los casos, las imágenes se proyectan por encima de la retina y se transmiten de forma borrosa. Miopía es la condición del ojo estático (sin acción de la acomodación) en donde los rayos provenientes del infinito o infinito óptico convergen antes de llegar a la retina. La miopía puede ser debida a un aumento en el diámetro antero-posterior del globo ocular (es la causa más frecuente), a un aumento de la capacidad de refracción de alguna de las capas del ojo: la córnea, el cristalino o el humor acuoso, o también puede estar originada por un aumento en la curvatura de la córnea o del cristalino.

Hipermetropía

Artículo principal: Hipermetropía

La Hipermetropía generalmente congénita, se debe a un diámetro anteroposterior del ojo menor de lo normal, por lo que las imágenes se proyectan por detrás de la retina. No esta relacionada con la lejanía o cercanía del objeto observado. Los niños hipermétropes intentan ver mejor entornando los ojos con lo que sobrecargan los músculos que controlan la forma del cristalino. Por eso suelen tener la vista cansada dolores de cabeza y dificultades para concentrarse.

Presbicia

Artículo principal: Presbicia

La presbicia se manifiesta en avanzada edad, cuando ya resulta difícil ver de cerca y para poder leer el periódico hay que alejarlo de los ojos. Este problema se debe a la perdida de elasticidad del cristalino. Para garantizar una buena visión de cerca, el cristalino debe contraerse: cuando ya no puede hacerlo, la visión cercana se hace borrosa sin embargo la visión de lejos sigue siendo buena. Se produce más o menos a partir de los 40 años de edad.

Daltonismo

Artículo principal: Daltonismo

El daltonismo consiste en una dificultad para distinguir el rojo y el verde aunque hay casos en que también es difícil diferenciar los demás colores. El daltonismo, mucho más corriente en el hombre que en la mujer puede ser hereditario. No suele causar otros trastornos, aunque puede constituir un problema en algunas profesiones que exigen una correcta visión de los colores.

Traumatismos

Cualquier herida o contusión del ojo puede alterar la visión o causar una ceguera. En principio el ojo está bien protegido dentro de la órbita ósea pero un golpe directo, un proyectil, los trozos del parabrisas o un producto irritante puede afectarlo.

Oftalmía

El ojo es muy sensible a los rayos ultravioletas bien sea de origen natural (reflejo del sol en la nieve, la arena o el agua) o artificial (soldaduras eléctricas, aparatos de esterilización, rayos uva). Una exposición excesiva produce una inflamación muy dolorosa conocida con el nombre de Oftalmia. La única prevención consiste en llevar gafas de sol tratadas con un filtro capaz de detener los rayos ultravioletas y no unos simples cristales oscuros.

Catarata

Artículo principal: Catarata

La catarata corresponde a una opacificación del cristalino y es un hecho bastante frecuente en las personas mayores. Dado que el cristalino se vuelve opaco progresivamente se pierde visión. Muchas veces se desconoce las causas de la enfermedad pero puede aparecer en casos de diabetes o tras una infección, aunque mayormente aparece en un 75 % a las personas mayores de 70 años y puede afectar tanto a un ojo como a otro, de manera igual o diferente cada uno de ellos.

Entre los síntomas se encuentran:

  • Falta de visibilidad.
  • Manchas en la visión
  • Puntos negros
  • Deslumbramiento
  • Molestias por el sol
  • Pérdida de color

Patologías del ojo

Conjuntivitis

Artículo principal: Conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, que se irrita y adquiere un color rojizo en vez del blanco habitual. Se tiene picores en el ojo y la sensación que se ha metido polvo dentro. También puede producirse pus como las secreciones coagulan durante la noche, por la mañana resulta difícil abrir los párpados. La conjuntivitis es una enfermedad infecciosa o alérgica muy corriente.

Glaucoma

Artículo principal: Glaucoma

El glaucoma es una afección caracterizada por una acumulación de líquidos en el interior del ojo. Dentro de éste hay una producción constante de humor acuoso, pero este líquido se evacúa en la misma producción. Si el canal por donde se drena el humor acuoso se obstruye, el líquido no se elimina y la presión intraocular aumenta en exceso. El glaucoma es una afección grave que si no se cura a tiempo, puede generar la perdida de la visión. Hay muchos medicamentos contraindicados cuando se padece glaucoma. El incumplimiento de esta regla puede provocar una ceguera.

Otros defectos y patologías

Operación Láser de Miopía

Artículo principal: Operación Láser de Miopía

Véase también

Enlaces externos

Wikiquote

  • Wikiquote alberga frases célebres de Ojo.
  • La Evolución del ojo. szl:Ślypje
 
Este articulo se basa en el articulo Ojo publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.