Deflagración



Una deflagración es una explosión isóbara con llama a baja velocidad de propagación. Como por ejemplo las explosiones de butano.

Conocimientos adicionales recomendados

Las reacciones que provoca una deflagración son idénticas a las de una combustión, pero se desarrollan a una velocidad comprendida entre 1 m/s y la velocidad del sonido; este tipo de explosión recibe el nombre de deflagración.

En la deflagración el frente de llama avanza por fenómenos de difusión térmica. Por el contrario en una detonación la combustión está asociada a una onda de choque que avanza a velocidad superior a la del sonido.

Para que se produzca una deflagración se necesita:

1º.- Una mezcla de producto inflamable con el aire, en su punto de inflamación.

2º.- Una aportación de energía de un foco de ignición.

3°.- Una reacción espontánea de sus partículas volatiles al estimulo calórico que actua como catalizador o iniciador primario de reacción.

Típicos ejemplos de deflagración es la combustión de mezclas de gas y aire en una estufa o horno de gas o la mezcla de combustible-aire en un motor de combustión interna o la rápida combustión de una carga de pólvora en una arma de fuego o las mezclas pirotécnicas en los fuegos artificiales o en los dispositivos o cartuchos de fragmentación de roca segura.

 
Este articulo se basa en el articulo Deflagración publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.