Fototrofia



  La fototrofia es el mecanismo biológico que utilizan algunos seres vivos para producir sus propios nutrientes a partir de la energía de la luz solar.

Conocimientos adicionales recomendados

El dióxido de carbono y el agua se convierten en materiales orgánicos que se utilizan en las funciones celulares, como la respiración y la biosíntesis. Este tipo de mecanismo para producir energía es realizado principalmente por bacterias y plantas. La fuente de carbono comúnmente usada es el CO2.

En plantas y en bacterias, los donantes de electrones son frecuentemente compuestos inorgánicos (por ejemplo, H2O, H2, H2S). Las bacterias fototróficas contienen un pigmento llamado baterioclorofila el cual absorbe la luz. Además, emplean hidrógeno o compuestos reducios de azufre constituyendo lo que se denominan fotolitotrofos. Algunas bacterias fototróficas crecen en la luz con substratos tales como succinato y acetato. En estas condiciones, cuando la fuente usada en las reacciones de reducción es un substrato orgánico tenemos los fotoorganotrofos. Cuando la mayor fuente del carbón es un sustrato orgánico y no CO2, los organismos se denominan heterótrofos.

Un producto de este proceso es el almidón, que es una forma de almacenamiento o de reserva de carbono, que puede ser utilizado cuando las condiciones de luz son demasiado pobres para satisfacer las necesidades inmediatas del organismo.

 
Este articulo se basa en el articulo Fototrofia publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.