Labios (genitales)



  En el aparato reproductor femenino, los labios (Commissures) son pliegues salientes que bordean la vulva y forman parte de las estructuras de los genitales externos de la mujer humana. En número de cuatro, dos en cada lado de la vulva, los más externos son llamados labios mayores y el par más interno labios menores, equivalentes y del mismo origen embrionario que el escroto masculino.[1]

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Anatomía

Los labios mayores, están formados por dos estructuras salientes alargadas que se extienden a ambos lados de la vulva, desde el monte de Venus, rodean luego la terminación inferior de la vagina y se fusionan entre sí. Miden aproximadamente 7-8 cm de largo, 2-3 cm de ancho y entre 1 y 1,5 cm de espesor. La superficie externa es rugosa y, luego de la pubertad, cubierta por vello púbico, mientras que la superficie interna es lisa y en continuidad con los labios menores. La piel es semejante al resto de la piel humana, constituída por tejido cutáneo, glándulas sebáceas y sudoríparas, folículos pilosos y tejido adiposo.[1] El ligamento redondo del útero termina en el tejido adiposo y piel de la parte anterior del labio.

Los labios menores, también llamados Ninfa, se encuentran por dentro de los labios mayores, se extienden desde el capuchón del clítoris, formando un prepucio, y se extienden hasta rodear el orificio de la uretra, la vagina y terminar en la llamada horquilla perineal, a pocos centímetros del ano. El revestimiento de los labios menores es distinto al de los labios mayores, es un membrana mucosa que está ricamente inervada e irrigada, por lo que son más sensibles, de color más rosado y no tienen glándulas sudoríparas ni folículos pilosos.[1]

La coloración, el tamaño y la apariencia general de los labios varía extensamente entre una mujer y la otra. En algunas mujeres, los labios menores están prácticamente ausentes, mientras que en otras pueden ser carnosas y protuberantes. A menudo son asimétricas. Durante la estimulación sexual, los labios se llenan de sangre, típicamente hinchándose y oscureciendose o enrojeciendose.

La cirugía de labiaplastía es una operación cosmética controversial que reduce, crea o cambia la forma de los labios menores.[2]

Imágenes adicionales

Referencias

  1. a b c [Manual Merck de información médica para el hogar] (2005). Aparato reproductor femenino (en español). SECCION 22: Problemas de salud de la mujer. Consultado el 05 de enero, 2007. «Los órganos genitales externos (vulva) están bordeados por los labios mayores (literalmente, labios grandes), que son bastante voluminosos, carnosos y comparables al escroto en los varones.»
  2. [Better Looks S.A. en Costa Rica] (2005-2007). Labiaplastia (en español). Consultado el 05 de enero, 2007. «Labiaplastía (vulvaplastía) Es un procedimiento quirúrgico genital que reduce o cambia la forma de los labios pequeños afuera de la vagina (labios menores).»

Enlaces externos

  • Variaciones de los labios genitales - (en inglés) colección de variaciones genitales externos femeninos.
 
Este articulo se basa en el articulo Labios_(genitales) publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.