Miocardio



El miocardio (mio: músculo y cardio: corazón), es el tejido muscular del corazón, músculo encargado de bombear la sangre por el sistema circulatorio mediante contracción.

Está formado por el músculo estriado cardiaco, que contiene una red abundante de capilares indispensables para cubrir sus necesidades energéticas. El músculo cardíaco generalmente funciona involuntaria y rítmicamente, sin tener estimulación nerviosa. Es un músculo miogénico, es decir autoexcitable.

En las aurículas, las fibras musculares se disponen en haces que forman un verdadero enrejado y sobresalen hacia el interior en forma de relieves irregulares. su composición es de carpios, mitocarpianos y mitocardios.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Relación a otras capas

Los otros tejidos del corazón son:

  • El endocardio: forma el revestimiento interno de las aurículas y ventrículos
  • El epicardio: es una membrana serosa (la capa visceral del pericardio) que cubre la superficie externa del corazón. Esta capa se considera parte del pericardio seroso.

Composición

El miocardio está compuesto de células especializadas con una capacidad que no tiene el tejido muscular del resto del cuerpo. El músculo cardíaco, como otros músculos, se puede contraer, pero también puede llevar un potencial de acción (es decir de conducción eléctrica), como las neuronas que constituyen los nervios. Además, algunas de las células tienen la capacidad de generar un potencial de acción, conocido como automaticidad del músculo cardiaco.

La fuente de sangre del miocardio viene por arterias coronarias. El miocardio está conforme a dos opuso subconjuntos eléctricos de control. El control eléctrico de la primera orden del miocardio se deriva del nodo sinoatrial. La propagación del primer control de la orden del nodo sinoatrial se ata de cerca a la descarga comprensiva. El control eléctrico de la segunda orden del miocardio se ata de cerca a la influencia parasimpática de los nervios vertebrales espinales del ganglia y del nervio vago.

Las fibras estriadas y con ramificaciones del músculo cardíaco forman una red interconectada en la pared del corazón. El músculo cardíaco se contrae automáticamente a su propio ritmo, unas 100.000 veces al día. No se puede controlar conscientemente, sin embargo, su ritmo de contracción está regulado por el sistema nervioso autónomo dependiendo de que el cuerpo esté activo o en reposo.

Músculo estriado esquelético

El músculo estriado es un tipo de músculo que tiene como unidad fundamental el sarcómera, y que presenta, al verlo a través de un microscopio, estrías que están formadas por las bandas claras y oscuras alternadas de la sarcómera. Está formado por fibras musculares en forma de huso, con extremos muy afinados, y más cortas que las del músculo esquelético. Estas fibras poseen la propiedad de la plasticidad, es decir, cambian su longitud cuando son estiradas, y son capaces de volver a recuperar la forma original. Para mejorar la plasticidad de los músculos, sirven los estiramientos. Es el encargado del movimiento de los esqueletos axial y apendicular y del mantenimiento de la postura o posición corporal. Además, el músculo esquelético ocular ejecuta los movimientos más precisos de los ojos.

El tejido muscular esquelético está formado por haces de células muy largas (de hasta 30 cm), cilíndricas y plurinucleadas que contienen abundantes filamentos, las miofibrillas. El diámetro de las fibras musculares estriadas esqueléticas oscila entre 10 y 100 micrómetros. Estas fibras se originan en el embrión por la fusión de células alargadas denominadas mioblastos. En las fibras musculares esqueléticas, los numerosos núcleos se localizan en la periferia, cerca del sarcolema. Esta localización característica ayuda a diferenciar el músculo esquelético del músculo cardíaco debido a que ambos muestran estrías transversales pero en el músculo cardiaco los núcleos son centrales.

Patología

Artículo principal: Miocardiopatía

La miocardiopatía es un término médico que significa enfermedad del músculo cardíaco, es decir, la deterioración de la función del miocardio. Los parámetros de la Organización Mundial de la Salud clasifican a las miocardiopatías en dos grupos generales: miocardiopatías extrínsecas e intrínsecas.[1] La mayoría de las miocardiopatías son extrínsecas, es decir, aquellas en el que la patología primaria se encuentra fuera del miocardio. Una cardiopatía intrínseca es una debilidad en el músculo del corazón que no es causada por una causa externa identificable.

Hay varios tipos de miocardiopatías intrínsecas: Miocardiopatía dilatada (MCD), Miocardiopatía hipertrófica (MCH), Cardiomiopatía o displasia arritmogénica ventricular derecha (CAVD o DAVD), Miocardiopatía espongiforme y Canalopatías iónicas

La obstrucción de las arterias coronarias por arterioesclerosis y/o trombosis puede llevar al infarto del miocardio.

Ciertos virus conducen a la inflamación del miocardio o miocarditis.

Las cardiomiopatías son enfermedades inherentes del miocardio, muchas de las cuales son causadas por mutaciones genéticas.

Los posibles fallos del corazón al contraerse correctamente (por varias razones) a menudo son llamados insuficiencia cardíaca, aunque el término apropiado para esta condición es fallo del miocardio. La insuficiencia cardíaca es un término general que refiere a enfermedades cardíacas abrumadoras de muchas causas, por ejemplo, fallo del miocardio, enfermedad cardíaca valvular, rigidez ventricular creciente, etc. El resultado es la inhabilidad del corazón de mantener la presión ventricular de llenado normal, con las consecuencias de retención de fluido, edema, edema pulmonar, hepatomegalia) y/o flujo reducido de sangre al cuerpo en el descanso o durante el ejercicio. El fallo del miocardio que da por resultado insuficiencia cardíaca da lugar a una esperanza de vida acortada y disminución de la calidad de la vida.

La cardiomiopatía de no compactación se produce cuando el tejido del miocardio falla en comprimir mientras que el embrión humano se desarrolla.

Aquellos con miocardiopatía, con frecuencia están en riesgo de arritmias o paro cardíaco súbito o inesperado.[2]

Referencias

  1. Richardson, P. et al (1996). "Report of the 1995 World Health Organization/International Society and Federation of Cardiology Task Force on the Definition and Classification of cardiomyopathies". Circulation 93 (5): 841-2. PMID 8598070. (Full text)
  2. Kasper, Denis L. et al (2005). Harrison's Principles of Internal Medicine, 16th edn. McGraw-Hill. ISBN 0-07-139140-1.

Véase también

Enlaces externos

  • Latidos. Documental de la National Geographic (español)
  • Immunocytochemical image of cardiac muscle
  • Myocardial antibody
 
Este articulo se basa en el articulo Miocardio publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.