Varices esofágicas



Las varices esofágicas son dilataciones venosas del esófago que se producen en los pacientes que tienen hipertensión portal.

Conocimientos adicionales recomendados

La hipertensión portal es una condición en que la presión en la vena porta está elevada, usualmente a más de 10 mmHg. La vena porta se forma con la unión de la vena esplénica y la vena mesentérica superior. La vena mesentérica inferior también pertenece a este sistema. Esto produce que toda la sangre de los intestinos (delgado y grueso) drene al sistema porta. Cuando la presión de este sistema está aumentado, la sangre busca vías alternativas de flujo. Uno de estos trayectos es la comunicación existente entre las venas gástricas (que drenan en el sistema porta) y las venas esofágicas (que drenan en la cava superior). Cuando la sangre busca este trayecto, dilata las venas esofágicas y produce varices.

La hipertensión portal puede tener su causa a nivel prehepático, nivel hepático (en el hígado), o post hepático. Así pues, una trombosis de la vena porta es una causa prehepática. La causa hepática más común es la cirrosis, que a su vez es la causa más frecuente de varices esofágicas. Como causa post hepática se señala el síndrome de Bud Chiari, que consiste en la trombosis de las venas suprahepáticas que drenan el hígado.

El problema de las varices esofágicas se presenta cuando provocan sangrado digestivo. El sangrado digestivo por varices suele ser masivo y es potencialmente mortal.


Prevención de sangrado

Ningún tratamiento garantiza que un paciente no presente nunca un sangrado por varices, pero algunos tratamientos disminuyen esa posibilidad.

Los beta-bloqueadores no selectivos como el propranolol, están indicados en todos los pacientes con varices que los toleren. Son medicamentos que fueron diseñados como antihipertensivos sistémicos (medicamentos para la hipertensión arterial), pero tienen la propiedad de bajar también la presión de la vena porta en algunos pacientes. Han mostrado consistentemente disminuir la posibilidad de sangrar tanto en los pacientes que nunca han sangrado como en los que ya han tenido episodios de sangrado previo. No son de utilidad para prevenir el desarrollo de varices en los pacientes.

La terapéutica endoscópica es la otra forma de hacer prevención de sangrado por varices. Este método se usa en los pacientes que nunca han sangrado de sus varices y que tienen contraindicación o que no toleran el propranolol. También se debe usar este tratamiento en todos los pacientes que han sangrado previamente para evitar nuevos sangrados.

 
Este articulo se basa en el articulo Varices_esofágicas publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.