Oviparidad



Un animal ovíparo (del latín ovum, "huevo", y parire, "parir") es un animal cuya modalidad de reproducción incluye el depósito de huevos en el medio externo, donde completar su desarrollo antes de la eclosión. Son ovíparos la mayoría de los insectos, los peces, los anfibios y los reptiles, así como la totalidad de las aves. Entre los mamíferos sólo son ovíparos los monotremas (el ornitorrinco y los equidnas).

Conocimientos adicionales recomendados

Los animales que producen huevos secos que son puestos al aire, como reptiles o insectos, los depositan después de haber seguido un procedimiento de fecundación interna. Los que los ponen en el agua (peces, crustáceos, anfibios,...) depositan huevos sin fecundar; la fecundación se produce cuando el macho vierte su esperma entre los huevos mientras la hembra los deposita (fecundación externa).

Se les denomina animales oviparos a todos aquellos cuyas hembras ponen huevos, así como los reptiles, los anfibios y las aves.

Los reptiles son vertebrados y generalmente ovIparos; y que con patas o sin ellas, se mueven arrastrándose, tal como lo hace la culebra, el lagarto, el cocodrilo, etc. Son animales de sangre fría y su respiración es pulmonar; suelen estar adaptados a la vida terrestre, aunque algunos de ellos, como el cocodrilo, puede permanecer en el agua por largos períodos de tiempo.


Véase también

 
Este articulo se basa en el articulo Oviparidad publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.