Pelo



 

El cabello o pelo es la continuación de la piel cornificada, y contiene una fibra de queratina, constituida por una raíz y una base, que se forma en un folículo de la dermis, y constituye el rasgo característico de la piel. Cada uno de los pelos consiste en una raíz ubicada en un folículo piloso y en un tallo que se proyecta hacia arriba por encima de la superficie de la epidermis. La raíz se agranda en su base. La zona papilar está compuesta de tejido conjuntivo y vasos sanguíneos, que proporcionan al pelo las sustancias necesarias para su crecimiento.

Una glándula sebácea desemboca dentro de cada folículo. Existe un manojo de fibras musculares lisas unidas a cada pelo. La contracción de los músculos hace que el pelo se erize, cambiando así su ángulo con relación a la piel. Este proceso incrementa las posibilidades aislantes de la cubierta del pelo, proporcionando así un mejor abrigo contra el frío.

El tallo comprende tres capas. La médula, que consiste en células queratinizadas, laxamente unidas, y que está presente solamente en los pelos más gruesos (pelo de guardia). El espacio intercelular está lleno de aire. La médula está rodeada de la corteza, fuertemente adherida. En la corteza se fijan la mayoría de los gránulos de pigmento. Su superficie se halla cubierta con un tegumento, en el que las células pueden estar adheridas o bien separadas en las porciones terminales, formando escamas.

El pelo sufre continuadas modificaciones. Cuando termina de crecer, la reproducción de las células indiferenciadas de la base del folículo también se detiene, la raíz se hace progresivamente más estrecha, y las células que se encuentran encima de la papila sufren un proceso de cornificación. Finalmente, la raíz se separa de la papila del pelo, y éste se cae. Antes de que se desprenda, se inicia la formación de un nuevo pelo en la base del folículo.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Fases de crecimiento

  • Fase anágena: en esta fase el pelo está pegado a la papila, nace y crece. Dura entre 4 y 6 años.
  • Fase catágena: se extiende unos 20 días, durante los cuales el crecimiento se detiene y se separa de la papila, pero continúa su actividad celular.
  • Fase telógena: fase de reposo que dura unos 90/100 días antes de que empiece a crecer un nuevo pelo en el mismo folículo. El bulbo se queratiniza y el pelo cae.

Tipos de pelos

En sentido unitario (es decir, en lo que respecta a cada pelo), puede haber de ellos distintos tipos:

  • Pelo de cubierta o guardia: es el pelo más largo y recto, con una terminación en punta; este tipo de pelo impide que escape el calor.
  • Bajo piel: sirve para el aislamiento térmico, ya que es muy denso; permite el intercambio térmico hacia el exterior, o bien lo impide.
  • Sensorial o vibrisas: está provisto de senos vasculares y fibras nerviosas que envuelven la base del folículo piloso, por lo que tienen una función sensorial.

Tipos de cabello

El cabello en conjunto (es decir, la cabellera) puede ser, según su estructura y apariencia fisica:

  • Lacio
  • Ondulado
  • Rizado
  • Muy rizado
  • Pasudo o merino o crespo

Otros datos

Las variaciones más importantes en la apariencia física de la cabeza son:

  • los complementos de la cabeza
  • el color de pelo (original o artificial)
  • el tipo de pelo
  • el corte de pelo (es decir, la forma en la que el pelo se organiza o desorganiza en cada persona, en función de las preferencias tanto individuales como culturales: rizos, dreadlocks o grelos (equívocamente llamados rastas), trenzas, coletas, pelucas, alfileres decorativos.

Véase también

 
Este articulo se basa en el articulo Pelo publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.