Vitamina A



  La vitamina A o retinol es una vitamina liposoluble; ayuda a la formación y mantenimiento de dientes sanos. .tejidos blandos y óseos, de las membranas mucosas y de la piel. La vitamina A es un nutriente esencial para el ser humano. Se conoce también como retinol, ya que genera pigmentos necesarios para el funcionamiento de la retina o también como un ácido (ácido retinoico). Desempeña un papel importante en el desarrollo de una buena visión, especialmente ante la luz tenue. También se puede requerir para la reproducción y la lactancia. El β-caroteno, que tiene propiedades antioxidantes, es un precursor de la vitamina A.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Formas Activas

Las formas activas de la vitamina A son el retinol, el retinal y el ácido retinoico. No existe como un componente singular, sino más bien en diversas formas. Los precursores de la vitamina A (provitaminas) están presentes en alimentos de origen vegetal, como un miembro de la familia de los componentes carotenoides . Todas las formas de la vitamina A tienen un anillo Beta-ionona, el cual se une a una cadena isoprenoide. Esta estructura es esencial para que la vitamina A sea activa. El Retinol, es la forma de la vitamina A que se encuentra en las fuentes alimenticias de origen animal, es de color amarillo y es importante para la visión y el crecimiento óseo. También existen otros retinoides, cuyos componentes químicos están relacionados con la vitamina A, los cuales son usados en Medicina [2].

Historia de la Vitamina A

El descubrimiento de la vitamina A, data en 1908, cuando investigaciones en el ganado, indicaban que existian otros factores diferentes a los carbohidratos, proteínas y grasas, que eran necesarios para el mantenimiento de la salud de los animales [3]. En 1917, una de estas sustancias fue descubierta por Elmer McCollum en la Universidad de Wisconsin-Madison, y de forma simultanea por Lafayette Mendel y Tomas Osborne en la Universidad de Yale. Quienes consideraron el nombre de la misma en base al descubrimiento previo de un factor soluble en agua : B (vitamina B), por lo que los investigadores le dieron el nombre de factor liposoluble A (vitamina A) al nuevo factor[3].

En ensayos clínicos no se ha demostrado las propiedades antioxidantes de la Vitamina A o sus precursores, debido a que están asociados con una mayor incidencia de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Equivalencias de Retinoides y carotenoides. (UI)

La vitamina A es frecuentemente expresada en Unidades Internacionales (UI) o como equivalentes de retinol (ER), así 1 UI vitamina A = 0.3 µg de retinol. Debido a que la producción de retinol se realiza a partir de provitaminas en el organismo, su producción es regulada por la cantidad disponible de retinol en el cuerpo. De acuerdo a ésto, la conversión aplica estrictamente para casos de deficiencias de vitamina A en el organismo. La absorción de las provitaminas depende en gran parte de la cantidad de grasas ingeridas, ya que éstas incrementan la absorción de las provitaminas [4].

Ingesta diaria recomendada

Vitamina A (referencia Estados Unidos). 5000 UI (o 3 mg de betacaroteno), para hombres. 4000 UI (ó 2.4 mg betacaroteno), para mujeres. Limite máximo 3000 µg (10000 UI). (Note que el límite máximo es referido a las formas retinoides de la vitamina A. La forma de carotenos provenientes de la dieta, no resultan tóxicos al organismo. [5].

Fuentes

La Vitamina A se encuentra normalmente en muchos alimentos. En la siguiente lista de alimentos, cada uno contiene al menos 0.15 mg de retinol (lo que es equivalente a 150 microgramos – 500 UI) de vitamina a o betacaroteno por 50 – 200 g del alimento aprox.: Hígado (res, cochino, pollo, pavo, pescado) (6500 µg 722 %) Zanahorias (835 g 93%). Brócoli (800 g 89%). Papas dulces, o batatas (709 g 79%). Col rizada (681 g 76%). Mantequilla (684 g 76%). Espinaca (469 g 52%). Calabaza (369 g 41%). Lechuga verde (333 g 375%). Melón (169 g 19%). Huevos. (140 g 16%). Melocotones ( 96 g 11 %). Papaya, lechoza (55 g 6%). Mango (38 g 4%). Guisantes (38 g 4%). La vitamina A proviene de fuentes animales como el huevo, la carne, la leche, el queso, la crema, el hígado, el riñón y el aceite de hígado de bacalao y de hipogloso. Sin embargo, todas estas fuentes, a excepción de la leche descremada fortificada con vitamina A, tienen un alto contenido de grasa saturada y colesterol.  

'Las fuentes de' betacaroteno son la zanahoria, la calabaza, la batata o camote, el melón, el calabacín, el pomelo o toronja, el albaricoque o albérchigo, el brécol o brócoli, la espinaca y la mayoría de las hortalizas de hoja verde. Cuanto más intenso es el color de la fruta u hortaliza, mayor es el contenido de betacaroteno. Estas fuentes vegetales de betacaroteno están libres de grasa y colesterol.

Deficiencia de Vitamina A.

Dentro de las primeras manifestaciones que ocasiona la deficiencia de la vitamina A, se encuentran los problemas de acné y de la visión, y mas específicamente afecta la visión nocturna. La deficiencia prolongada genera una serie de cambios radicales a nivel ocular, entre ellos la xeroftalmia.[6] El proceso ocurre en forma progresiva, primero se produce resequedad en la conjuntiva (xerosis) y el epitelio normal del conducto lagrimal y de la mucosa, es reemplazado por un epitelio queratinizado. Luego ocurre una acumulación de la queratina en placas pequeñas (manchas de Bitot) y eventualmente se produce la erosión de la superficie rugosa de la córnea, con ablandamiento y destrucción de la misma (queratomalacia)desencadenando en ceguera total. [7]. Otros cambios incluyen el incremento de la susceptibilidad a infecciones, hipoqueratosis, queratosis pilaris y metaplasia escamosa del epitelio que cubre vías respiratorias, urinarias hasta llegar a un epitelio queratinizado.

Exceso de vitamina A.

Debido a que la vitamina A es liposoluble y no se excreta con facilidad, consumir un exceso a través de la dieta es posible en comparación con las vitaminas hidrosolubles, como las del complejo B o la vitamina C. Algunos de sus efectos tóxicos son la aparición de náuseas, ictericia, irritabilidad, anorexia, la cual no debe ser confundida con anorexia nerviosa (desorden alimentario), vómitos, visión borrosa, dolor de cabeza, dolor y debilidad muscular y abdominal, somnolencia y estados de alteración mental.

La toxicidad aguda, ocurre generalmente con dosis de 25000 UI/kg, mientras que la toxicidad crónica, ocurre con 4000 UI/kg diario por 6 –15 meses [8]. Sin embargo, la toxicidad hepática puede ocurrir a niveles más bajos, con 15000 UI diarios. En individuos con falla renal, 4000 UI pueden causar daños importantes. Además de ésto, un consumo excesivo de alcohol puede incrementar tal toxicidad [9].

En casos crónicos, se evidencia pérdida de cabello, sequedad de las membranas mucosas, fiebre, insomnio, fatiga, pérdida de peso, fracturas de hueso, anemia, y diarrea [10]. Es importante destacar que los cuadros tóxicos sólo se producen el uso de la vitamina A preformada (retinoide) (como la proveniente del hígado), mientras que las formas carotenoides (como los betacarotenos encontrados en las zanahorias) no generan tales síntomas. Un estudio reciente, muestra la relación entre la disminución de la masa mineral ósea y un consumo alto de vitamina A [11].


Véase también

Enlaces externos

  • La Vitamina A
  • Vitamina A, funciones, principales fuentes naturales, consecuencias de su carencia, requerimiento diario y efectos de su exceso
  • [MeSH Vitamin+A]

Referencias

1.^ a b Carolyn Berdanier. 1997. Advanced Nutrition Micronutrients. pp 22-39

2.^ American Cancer Society: Retinoid Therapy

3.^ a b Wolf, George (2001-04-19). "Discovery of Vitamin A". Encyclopedia of Life Sciences. doi:10.1038/npg.els.0003419. Retrieved on 2007-07-21.

4.^ NW Solomons, M Orozco. Alleviation of Vitamin A deficiency with palm fruit and its products. Asia Pac J Clin Nutr, 2003.

5.^ Sources of vitamin A. Retrieved on 2007-08-27.

6.^ [1] 7.^ Roncone DP (2006). "Xerophthalmia secondary to alcohol-induced malnutrition". Optometry (St. Louis, Mo.) 77 (3): 124-33. doi:10.1016/j.optm.2006.01.005. PMID 16513513. Retrieved on 2007-08-18.

8.^ [2] 9.^ [3] 10.^ http://www.emedicine.com/med/topic2382.htm 11.^ http://aje.oxfordjournals.org/cgi/gca?allch=&SEARCHID=1&FULLTEXT=forsmo& FIRSTINDEX=0&hits=10&RESULTFORMAT=&gca=amjepid%3Bkwm320v1 Gerald Litwack, Vitamin A. (Vitamins and Hormones. Vol. 75.) 412 pp., illustrated. San Diego, CA, Elsevier Academic Press, 2007. ISBN 978-0-12-709875-3.

 
Este articulo se basa en el articulo Vitamina_A publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.