Edulcorante



Como edulcorante se conoce a la sustancia que proporciona a un alimento un gusto dulce. Además de la sacarosa (el azúcar normal), son de uso corriente como edulcorante la sacarina, aspartamo, ciclamato, taumatina, pero su naturaleza química nada tiene que ver con los azúcares naturales.

Conocimientos adicionales recomendados

Los edulcorantes pueden ser de dos tipos, artificiales (como la sacarina, ciclamatos, etc.), que no aportan calorías, y naturales (como la fructosa, el sorbitol, etc.), que sí lo hacen, aunque menos que la glucosa. Respecto de los edulcorantes sintéticos, hay estudios que demuestran que son nocivos para la salud. La variedad de edulcorantes tiene incidencia diferente en enfermedades como la diabetes. Conviene siempre leer la composición de los edulcorantes que están en el mercado, ya que casi siempre suelen ser mezclas de varios productos, y así saber lo que estamos tomando.

Tipos de edulcorantes

  • Acesulfamo-k (E 950): endulza 200 veces más que el azúcar y no es metabolizado por el organismo.
  • Aspartamo (E 951): es de los más recientes; su poder edulcorante se aproxima a la sacarina. Su consumo está muy extendido en las grandes empresas. Está prohibido a los que padecen la fenilcetonuria. Pierde dulzor cuando se lo somete a temperaturas superiores a 30 °C o más bajas de forma prolongada. Su poder edulcorante es 200 veces superior al de la sacarosa. Una cucharadita de edulcorante aporta 2 calorías a la dieta pero endulza igual que 200 cucharadas de azúcar lo que hace insignificante su aporte calórico porque la cantidad a usar es 200 veces menor. Es una fuente importante de fenilalanina y manitol, lo cual en exceso puede producir trastornos como diarrea, todo ello debido a un desequilibrio basado en la acción del manitol, tiene que ver con la absorción acuosa por parte del intestino delgado. Se le atribuyó la generación de tumores cerebrales, ceguera y convulsiones, habiéndose demostrado mediante ensayos clínicos a nivel mundial que no era cierto.[1]
  • Ciclamato (E 952): es 50 veces más dulce que el azúcar. El Códex Alimentarius lo incluye como aditivo alimentario. Los ciclamatos están prohibidos en Estados Unidos, Japón, Inglaterra y Francia. Su uso está contraindicado en niños y embarazadas.
  • Fructosa: suele conocerse como «azúcar para diabéticos». Se utiliza en la elaboración de postres y productos para diabéticos. Tiene un poder edulcorante 1,7 veces comparado con el de la sacarosa (o azúcar de mesa).
  • Glucosa: componente de la sacarosa y, básicamente, lo que alimenta las células.
  • Isomalt (E 953).
  • Lactitol (E 966): edulcorante artificial bajo en calorías. Se emplea para confeccionar dulces bajos en calorías. Es un edulcorante recomendable en la diabetes. Menos dulce que la sacarosa pero más estable que el aspartamo.
  • Maltitol (E 965).
  • Manitol (E 421).
  • Neohesperidina dihidrocalcona (E 959): elaborada de la naranja amarga.
  • Polidextrosa (E 1200): agente de cuerpo, sustituto del volúmen del azúcar pero no de su sabor dulce. Utilizado como sustituto del azúcar en varias aplicaciones alimentarias como helados y postres.
  • Sacarina (E 954): prohibida en Francia y Canadá. En EE. UU. es obligatorio hacer constar en las etiquetas de los productos que la contengan que este aditivo es nocivo para la salud. Se ha demostrado que no es tóxico a dosis habituales (menos de 2,5 g al día). Un frasco de sacarina líquida debe durar por lo menos un mes. No está aconsejada en mujeres embarazadas.
  • Sacarosa: azúcar de mesa, mayormente obtenida de la caña de azúcar (que contiene un 25% de contenido en sacarosa) de la remolacha (15%).
  • Sorbitol o poliol: Tiene las mismas ventajas e inconvenientes que la fructosa pero puede causar diarrea si se consume en exceso. Es el edulcorante que contienen generalmente los «chicles sin azúcar». No deben tomarse más de 5 chicles al día. En el hígado puede trasformarse en glucosa y fructosa.
  • Sucralosa: fue descubierta en 1976. Se fabrica a partir del azúcar, y es 600 veces más dulce que ésta. Más de 100 estudios científicos aseguran que puede ser consumida por cualquier persona. Además, en 1990 fue aprobada por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) de EE. UU.
  • Taumatina (E 957).
  • Xilitol (E 967): poliol con intenso sabor dulce, idéntico a la sacarosa, muy utilizado en la industria de las golosinas y chicles; tiene un efecto de enfriamiento en el paladar.

Notas

  1. GreenFacts.org (consenso científico acerca del aspartamo, 2002).

Enlaces externos

  • En MedlinePlus puedes encontrar más información sobre Edulcorante
 
Este articulo se basa en el articulo Edulcorante publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.