12.01.2022 - King Abdullah University of Science and Technology (KAUST)

Cómo hacer un trabajo ligero con los microcontaminantes emergentes

Los microcontaminantes orgánicos peligrosos y perjudiciales para el medio ambiente pueden eliminarse con éxito de las aguas residuales mediante pulsos de luz de alta intensidad

Los microcontaminantes orgánicos presentes en el agua pueden eliminarse mediante un tratamiento con pulsos de luz de alta intensidad en un procedimiento desarrollado y demostrado por investigadores de la KAUST.

Ya se sabía que este proceso de fotodegradación era factible, pero su uso estaba limitado por los largos tiempos de tratamiento que requería. Luca Fortunato, Thomas Anthopoulos y sus colegas han demostrado que este tratamiento de fotodegradación puede acelerarse drásticamente con pulsos de luz de alta intensidad generados por una lámpara de flash de xenón.

"Un aspecto interesante de este trabajo es que hemos combinado la experiencia y las tecnologías de dos campos diferentes", afirma Fortunato. Explica que la colaboración entre los dos departamentos de investigación diferentes -el Centro Solar de la KAUST y el Centro de Desalinización y Reutilización del Agua- permitió al equipo adoptar un sistema de luz pulsada que anteriormente se utilizaba para procesar materiales semiconductores para transistores y células solares.

Los microcontaminantes orgánicos, conocidos como contaminantes emergentes, incluyen una larga lista de productos farmacéuticos, hormonas, compuestos de productos de cuidado personal y aditivos químicos industriales. Constituyen un problema cada vez mayor en los cursos de agua debido a las deficiencias de la legislación medioambiental. Se liberan desde muchos lugares, son muy persistentes en el agua y pueden tener efectos tóxicos para la salud humana, incluso en concentraciones muy bajas. Tan sólo unos pocos nanogramos por litro pueden ser perjudiciales en algunos casos.

"Las plantas de tratamiento de aguas residuales los vierten continuamente en los cursos de agua, y los métodos de tratamiento convencionales sólo tienen efectos limitados en la eliminación de estos contaminantes", afirma Fortunato.

Los investigadores descubrieron que la eficacia de la luz pulsada de alta intensidad (HIPL) variaba significativamente en función de parámetros como el número de pulsos y la dosis total de energía suministrada por la luz. Esto les permitió identificar las condiciones más eficaces para el tratamiento de una solución de prueba que contenía 11 OMP significativos, incluidos fármacos, hormonas y contaminantes químicos industriales.

Comprobaron que el tratamiento con HIPL desencadena la descomposición de los OMP con unas tasas de degradación extraordinarias.

"Nuestro innovador método permite eliminar eficazmente los OMP del agua en milisegundos, lo que lo hace ideal para aplicaciones de tratamiento de agua de alto rendimiento", afirma Anthopoulos.

El tratamiento tiene el potencial de convertirse en una solución muy eficaz, sencilla y escalable para un problema medioambiental cada vez mayor".

El equipo está trabajando para mejorar aún más la eficacia del sistema y aumentar su rendimiento. El siguiente paso es ampliar la instalación de tratamiento.

"Esperamos construir pronto un reactor a escala piloto para evaluar de forma más realista la eficacia del tratamiento de los efluentes de las aguas residuales", afirma Fortunato.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Inglés se puede encontrar aquí.

King Abdullah University of Science and Technology (KAUST)

Recommiende artículo PDF / Imprimir artículo

Compartir

Hechos, antecedentes, expedientes
  • depuración de aguas
Más sobre King Abdullah University of Science and Technology