Biotina



 

La biotina, vitamina H, vitamina B7 y a veces también llamada vitamina B8; es una vitamina, estable al calor, soluble en agua y alcohol y susceptible a la oxidación, que interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y aminoácidos y purinas. La biotina es importante como un cofactor en la catálisis de reacciones metabólicas esenciales para sintetizar ácidos grasos, en la gluconeogénesis y en el metabolismo de la leucina. Está compuesta de un anillo ureido (imidazolínico) fusionado con un anillo tetrahidrotiofeno. Un ácido valérico sustituto es unido a uno de los átomos de carbono del anillo tetrahidrotiofeno. Biotina deriva del griego bios (vida).

Alivia dolores musculares, el eczema y la dermatitis y también ayuda a combatir la depresión y la somnolencia. Es esencial para la síntesis y degradación de grasas y la degradación de ciertos aminoácidos. No se han llevado a cabo estudios definitivos sobre los requerimientos de biotina por la falta de conocimiento sobre la disponibilidad de ella en los alimentos y la contribución microbiana, pero se reconoce que una ingesta segura y adecuada de esta vitamina es de 200-300 μg diarios.

La biotina es usada en el crecimiento celular, la producción de ácidos grasos y en el metabolismo de grasas y aminoácidos. Juega un papel en el ciclo del acido cítrico o Krebs, el cual es un proceso por el cual la energía bioquímica es generada durante la respiración aeróbica. La biotina no sólo asiste en varias conversiones químicas y metabólicas, sino también ayuda a transferir dióxido de carbono. La biotina participa también el mantenimiento de los niveles de azúcar en la sangre o glucemia. A menudo esta vitamina es recomendada para fortalecer uñas y piel. La deficiencia es extremadamente rara, ya que una bacteria intestinal puede producirla y hasta el 50% del requerimiento diario. Las fuentes principales de la vitamina la constituyen alimentos derivados de origen animal, (principalmente vísceras), leche y derivados, así como la levadura, adicional al 50% proveniente de la microflora intestinal.

Hay tres formas de biotina: biotina libre (la única útil para los seres humanos), biocitina (e-biotina-L-Lisina) y dos sulfóxidos L y D de la biotina.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Historia

Su historia comienza aproximadamente en el año 1916, cuando Bateman observó un cambio en la salud de las ratas que eran alimentadas con clara de huevo cruda. Observó que las ratas así alimentadas, comenzaban con un síndrome caracterizado por descamación, dermatitis intensa, alopecia (pérdida del pelo) y trastornos neuromusculares.

No fue sino hasta 1936 que dos investigadores, Kogl y Tonnis, aislaron la biotina de la yema del huevo. ¿Pero que sucedía con lo observado por Bateman? En esa misma década se encontró en la clara cruda del huevo una glicoproteína llamada avidina que tenía la característica de unirse de manera irreversible con la biotina (complejo avitina + biotina) y este complejo tiene la particularidad de no poder ser absorbido por el tracto gastro-intestinal de los mamíferos. Por lo cual Bateman había observado, por primera vez en un medio controlado, un déficit grave de biotina y sus consecuencias.

Función

La biotina se encuentra en la célula unida con resto específico de lisina (un aminoácido) formando la biocitina; la biocitina se une covalentemente a ciertas enzimas relacionadas con la formación o la utilización del dióxido de carbono, y ejerce así función de coenzima: actúa en la transferencia (aceptor y donador) de dióxido de carbono en numerosas carboxilasas:

Todas estas enzimas son esenciales en los procesos de duplicación celular, por ello lo observado por Bateman: al privar de biotina las ratas, comenzaron con déficit de enzimas celulares que afectó inicialmente a los tejidos de rápida reproducción o mitosis (piel, cabellos, células de recubrimiento axónico).

Carencia

Puede ser deficitaria en individuos que reciben alimentación parenteral total durante varios años. Los síntomas provocan el deterioro de las funciones metabólicas descritas, eczema, dermatitis seca y descamativa, palidez, náuseas, vómitos, anorexia, gran fatiga y depresión.

La carencia de biotina es rara y pocas veces observada, ya que la misma está ampliamente distribuida en la alimentación y los requerimientos diarios mínimos son bajos, entre 200 y 300 μg por día. Además se cree que las bacterias intestinales tendrían la propiedad de formar biotina o de transformar metabolitos inactivos de la biotina en biotina libre.

La biotina se encuentra ampliamente distribuida en los alimentos, principalmente en riñón, hígado, yema de huevo, hongos, algunos vegetales (coliflor, patata) y frutas (plátano, uva, sandía y fresas), cacahuete, levadura, leche, almendras, nueces, guisantes secos, pescado, pollo y en la jalea real.

¿Qué pasa con la clara del huevo y la avitina?, solo se encuentra avitina activa en la clara cruda del huevo ya que al someterla a cocción se neutraliza, no así la biotina que soporta altas temperaturas sin modificaciones, por lo cual comer huevos cocidos proporciona biotina sin avitina, pero al comerlos crudos no hay ingesta de biotina por inactivación de la misma con la avitina.

Entre otros síntomas, del déficit de biotina se encuentran también: colitis, glositis atrófica, anorexia y anemia leve. Todas, relacionadas con las células que requieren de rápidas mitosis.

Las dietas bajas en colesterol y grasas también son bajas en biotina.

Sobredosificación

La flora intestinal es capaz de sintetizar gran cantidad de biotina. La eliminación fecal y urinaria, mucho más elevada que la ingesta dietética, indica la magnitud de síntesis por parte de la microflora.

La biotina no registra casos conocidos de sobredosificación, ya que al ser hidrosoluble, se elimina con facilidad por vía renal, en forma de biotina libre o dos metabolitos inactivos Bis-norbiotina y biotina sulfóxido. Se cree que las bacterias intestinales podrían generar biotina o que tendrían capacidad de reciclar metabolitos inactivos a biotina libre (esto último tiene un bajo nivel de evidencia científica).

En algún momento, se la indicó para el crecimiento del cabello o las uñas quebradizas, esto no tiene suficiente nivel de evidencia científica, pero si empírica.

 
Este articulo se basa en el articulo Biotina publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.