Neurosífilis



La neurosífilis es una enfermedad derivada de la Sífilis la cual afecta a todas las personas con sífilis no tratadas. Estás personas no tratadas desarrollan la neurosífilis, o sífilis del sistema nervioso, pero estos casos son raros en los países desarrollados.


Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Tipos de neurosífilis

Neurosífilis meningovascular

La Neurosífilis meningovascular es una forma crónica de la meningitis. Los síntomas dependen de si el principal afectado es el cerebro si la enfermedad ataca tanto el cerebro como la médula espinal.

Síntomas

Aquí están los síntomas de la neurosífilis meningovascular:

Cuando tanto el cerebro como la médula espinal resultan afectados, los síntomas incluyen una creciente dificultad para masticar, tragar y hablar; debilidad y atrofias de los músculos de los brazos y el hombro; parálisis lentamente progresiva con espasmos musculares (parálisis espástica); incapacidad para vaciar la vejiga e inflamación de una sección de la médula espinal, que deriva en una pérdida de control de la vejiga y una repentina parálisis, mientras los músculos permanecen relajados (Parálisis fláccida).

Neurosífilis parética

La neurosífilis parética (también llamada Parálisis del loco) comienza gradualmente como una serie de cambios del comportamiento en las personas que tienen de 40 a 50 años. Estas personas lentamente se vuelven dementes.

Síntomas

Los síntomas son:

  • Convulsiones.
  • Dificultades para hablar.
  • Parálisis temporal.
  • Parálisis temporal de la mitad del cuerpo.
  • Irritabilidad.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Pérdida de memoria.
  • Juicio defectuoso.
  • Dolores de cabeza.
  • Dificultad respiratoria.
  • Fatiga.
  • Letargo.
  • Deterioro de la higiene personal y hábitos de arreglarse.
  • Cambio de humor.
  • Pérdida de fuerza y energía.
  • Depresión.
  • Delirios de la grandeza.
  • Falta de Perspicacia.

Neurosífilis tabética

La neurosífilis tabética (tabes dorsal) es una enfermedad progresiva de la médula espinal que comienza gradualmente. Por lo general, el primer síntoma es un dolor intenso y punzante en las piernas que aparece de manera regular e irregular. La persona no tiene estabilidad al caminar, especialmente en la oscuridad, y puede andar con los pies separados, a veces con fuerza. Como la persona no puede sentir cuando está llena la vejiga, la orina se acumula y produce una pérdida sobre el control de la vejiga y repetidas infecciones en el tracto urinario. Es frecuente que el hombre se vuelva impotente. La persona puede tener temblores en la boca, la lengua, las manos, y todo el cuerpo. La caligrafía se vuelve temblorosa e ilegible. La mayoría de las personas con neurosífilis tabética son delgadas y sus rostros tiene aspecto triste. Tiene espasmos de dolor en varios órganos, especialmente el estómago. Éstos pueden causar vómito. Espasmos igualmente dolorosos pueden afectar al recto, la vejiga y la laringe (Área vocal). Debido a la falta de sensibilidad en los pies, pueden aparecer úlceras abiertas en las plantas. Éstos pueden penetrar profundamente e incluso alcanzar el suelo subyacente. Como la persona pierde la sensación de dolor, las articulaciones pueden resultar lesionadas.


Véase también


Enlaces externos

Manual de Merck. Información sobre el Sífilis.

 
Este articulo se basa en el articulo Neurosífilis publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.