20.01.2022 - Universität Bayreuth

Aprendiendo del polvo: riesgos para la salud de las micropartículas

Propiedades como el tamaño, la forma y el estado de la superficie de las micropartículas influyen en su potencial de peligrosidad para el ser humano

Investigadores de la Universidad de Bayreuth quieren averiguar las consecuencias de los microplásticos inhalados. Para entenderlos mejor, han realizado un estudio interdisciplinar para averiguar cómo los riesgos para la salud de partículas como el hollín, el polvo de molienda o el amianto están relacionados con sus propiedades físicas. Al compararlas con las propiedades de las partículas de microplástico, se pueden hacer afirmaciones más precisas sobre sus efectos potencialmente peligrosos para la salud.

Los microplásticos se encuentran por todas partes en el medio ambiente, incluso en la atmósfera. Por ello, en nuestra vida cotidiana respiramos constantemente partículas microscópicas de plástico. Si éstas entran en las vías respiratorias, pueden ser potencialmente perjudiciales para la salud. Sin embargo, aún no hay suficientes estudios científicos para poder evaluar de forma fiable los peligros que suponen los microplásticos en el aire. En un artículo de revisión, un equipo de investigación coordinado en la Universidad de Bayreuth ha recopilado ahora los conocimientos sobre los peligros para la salud ya bien estudiados de diversas micropartículas y los ha comparado con las propiedades de los microplásticos para identificar los posibles peligros de los mismos.

El equipo interdisciplinar dirigido por los investigadores de microplásticos de Bayreuth, el Prof. Dr. Holger Kress y el Prof. Dr. Christian Laforsch, se centró en micropartículas como el amianto, las partículas de hollín de los tubos de escape de los coches o el polvo producido al lijar madera o piedra. Los autores, procedentes de los campos de la física, la biología, la bioquímica, la medicina y las nanociencias, prestaron especial atención al papel de las propiedades físicas y químicas de las partículas en su toxicidad. Parámetros como el tamaño, la forma y la carga superficial de las partículas, pero también su persistencia en los pulmones y las bacterias y biomoléculas adheridas a las partículas pueden influir en su potencial de peligro. Por ejemplo, las fibras largas suelen ser más peligrosas que las partículas compactas porque, debido a su forma, al organismo le resulta más difícil eliminarlas y, por tanto, es posible que se produzca una inflamación permanente en los tejidos afectados. En consecuencia, estas micropartículas fibrosas pueden ser cancerígenas, lo que se conoce desde hace mucho tiempo en el caso del amianto, por ejemplo.

Según los científicos, si se conoce la importancia de las propiedades físicas y químicas para los efectos sobre la salud de las micropartículas, se podrán reconocer antes los posibles peligros de los microplásticos para la salud humana. "Este conocimiento nos permite identificar importantes cuestiones abiertas sobre el potencial de peligro de los microplásticos. De este modo, podemos contribuir a una investigación específica y a una evaluación más rápida del riesgo de los microplásticos para los seres humanos", explica el profesor Dr. Holger Kress, iniciador del estudio y catedrático de Física Biológica de la Universidad de Bayreuth.

"Con nuestro trabajo, estamos ayudando a comprender los mecanismos básicos que subyacen a los efectos de las micropartículas sobre la salud. Mucho de lo que ya se sabe de otras micropartículas puede aplicarse también a los microplásticos", añade Simon Wieland, primer autor del artículo y estudiante de doctorado de la Universidad de Bayreuth. Por eso, dice, es importante aprovechar estos conocimientos para poder evaluar rápidamente el riesgo de los microplásticos en el aire que respiramos.

Ahora es importante poner en práctica los nuevos conocimientos adquiridos. "Todavía hay muchas preguntas sin respuesta sobre las propiedades físicas y químicas de los microplásticos. Los microplásticos no son todos iguales, sino que están formados por muchas partículas diferentes con distintas composiciones químicas, propiedades superficiales, formas y tamaños", afirma el Prof. Dr. Christian Laforsch, portavoz del Centro de Investigación Colaborativa 1357 Microplásticos de la Universidad de Bayreuth y titular de la Cátedra de Ecología Animal I. Por eso ahora es muy importante tener en cuenta también esta diversidad en la investigación toxicológica. Esta es la única manera de comprender de forma exhaustiva los efectos de los microplásticos en los seres humanos y el medio ambiente, concluye el investigador.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Inglés se puede encontrar aquí.

Hechos, antecedentes, expedientes
  • micropartículas
Más sobre Uni Bayreuth