21.10.2010 - University of Michigan

Identifican cuatro nuevos “puntos calientes” de la psoriasis

El descubrimiento puede ayudar en el desarrollo de nuevos tratamientos

Los científicos del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan y sus colaboradores han encontrado cuatro nuevos “puntos calientes” en el ácido desoxirribonucleico que, algún día, ayudarán a orientar nuevos tratamientos para la psoriasis, una de las enfermedades autoinmunes más comunes en Estados Unidos.

Mediante el uso de los métodos más avanzados para observar los fundamentos genéticos ocultos de la enfermedad que incapacita y desfigura la investigación, publicada en la revista Nature Genetics, avanza en la descripción de los territorios hasta ahora desconocidos de la psoriasis y de la artropatía psoriásica.

Las conclusiones podrían conducir a nuevos objetivos para los medicamentos y tratamientos adaptados para la enfermedad de la piel, dijo James T. Elder, Profesor de la Cátedra Kira D. Wuepper de Dermatología Molecular Genétgica e investigador principal en ese estudio que incluyó a investigadores del Departamento de Dermatología y de la Escuela de Salud Pública.

“Éste es un asunto candente en la genética actualmente”, dijo Elder. “Aún cuando uno toma en cuenta todos los genes que se han encontrado en el mundo hasta ahora, sólo representan alrededor del 40 por ciento de la causa genética de la psoriasis. La pregunta entre los genetistas sigue siendo ‘¿Dónde está la materia oscura?´”.

La nueva investigación se apoya en trabajos anteriores del equipo de la UM cuyos descubrimientos han ayudado a develar los factores hereditarios de la enfermedad, y han proporcionado a los científicos una mejor comprensión de la relación de la psoriasis con otras enfermedades autoinmunes, tales como el Mal de Crohn, la artritis reumatoide y el lupus.

Hasta ahora la investigación en todo el mundo ha vinculado 25 genes con la psoriasis, un mal que tiene un fuerte componente hereditario. Incluidos los nuevos descubrimientos el equipo de Elder ha estado involucrado en más de la mitad de esos hallazgos.

Dos de los cuatro nuevos sitios de susceptibilidad están fuertemente relacionados con la atropatía psoriásica, una forma dolorosa y destructiva de la artritis que afecta a aproximadamente uno de cada cuatro pacientes con psoriasis, dijo Elder.

Los aproximadamente 7,5 millones de personas en Estados Unidos con psoriasis tienen, asimismo, un riesgo mayor de morir por problemas cardiovasculares relacionados con la psoriasis.

Una vez que se haya identificado un catálogo completo de los genes relacionados con la psoriasis los científicos esperan generar un “perfil genético de la psoriasis” que pueda predecir el riesgo de que una persona desarrolle el mal, abriendo la senda a tratamientos innovadores. Los tratamientos actuales, que incluyen diferentes tipos de agentes supresores de la inmunidad, no son siempre eficaces y pueden causar graves efectos secundarios, aunque un nuevo compuesto llamado Stelara (ustekinumab), que apunta a uno de los genes que han descubierto, ha brindado a los pacientes un alivio de hasta un mes de duración, dijo Elder.

El profesor de Bioestadísticas de la UM, Goncalo R. Abecasis, desempeñó un papel importante en el diseño del programa de computadora y los métodos estadísticos para el análisis de más de 6 millones de variantes genéticas de más de 4.000 personas.

“Fue una tarea bastante impresionante”, dijo Abecasis. “Observamos con un detalle mucho mayor las variaciones genéticas que son típicas de forma que pudiéramos entender la biología de la psoriasis y así podamos obtener mejores medicamentos”.

Método del trabajo; El estudio internacional, hecho por centros múltiples y encabezado por la UM analizó los datos de dos estudios recientes de asociación de la psoriasis en todo el genoma que involucró a más de 4.300 personas con y sin la enfermedad. Estas conclusiones fueron seguidas por un estudio de replicación en tres etapas que involucró a más de 8.7-n00 personas. Los nuevos “loci” o sitios identificados incluyen uno en NOS2, uno en FBXL19, uno cerca de PSMA6-NFKBIA, y uno cerca de TRAF3IP2. La UM encabezó la investigación que llevó al descubrimiento de tres de los cuatro loci. Se informó del sitio TRAF3IP2l en un segundo artículo que se publica en la misma edición de Nature Genetics, en el cual los colaboradores de Elder de la Universidad de Kiel, en Alemania, tuvieron el papel principal.

Nature Genetics, publicado en Internet el 17 de octubre de 2010

Hechos, antecedentes, expedientes
Más sobre University of Michigan