Nuevo abordaje terapéutico para cáncer raro prolonga supervivencia

04.06.2010

El tratamiento agresivo del carcinoma anaplásico de tiroides alargó de manera impresionante la supervivencia de un pequeño grupo de pacientes que eligió someterse al mismo, dijeron los médicos de Mayo Clinic. Los resultados se presentarán en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, a realizarse en Chicago, entre el 4 y el 8 de junio.

Los oncólogos de Mayo Clinic mencionan que este nuevo abordaje refleja la necesidad de tratar agresivamente cualquier metástasis, incluso cuando parezca que este tipo raro de cáncer esté confinado al cuello. Tradicionalmente, el cáncer anaplásico de tiroides se trataba con cirugía y radiación, pero dada la rápida diseminación microscópica del cáncer, sólo entre 10 y 20 por ciento de pacientes sobrevive más de un año. Debido al tan mal pronóstico de este cáncer, los médicos de Mayo consideraron prudente adoptar un abordaje piloto más agresivo que implicaba añadir quimioterapia pronto.

De 24 pacientes recién diagnosticados en Mayo Clinic con cáncer anaplásico de tiroides entre los años 2003 a 2007, diez personas con cáncer localizado optaron por proseguir con el abordaje agresivo. Después de la operación, el tratamiento de los pacientes fue con radioterapia de intensidad modulada, un tipo de radioterapia individualizada que ya se utilizaba anteriormente, junto con quimioterapia agresiva (docetaxel y doxorubicina), a fin de simultáneamente controlar el cáncer del cuello y prevenir metástasis.

En este grupo, la supervivencia al año fue de 70 por ciento y 6 de los 10 pacientes (60 por ciento) vivieron al menos dos años después del tratamiento, siendo 5 las personas que no presentaban evidencia del cáncer. Dos de estos pacientes tratados hace más de tres años todavía continúan en remisión.

“Los resultados superan en mucho a lo que antes se había visto o incluso se anhelaba posible”, comenta el Dr. Keith Bible, investigador principal del estudio, conjuntamente con el Dr. Robert Foote y del Dr. Julián Molina.

No obstante, el beneficio recibido por el paciente es a expensas de toxicidad, añaden los científicos.

“La toxicidad es un asunto sumamente real, hasta el punto que es preciso hospitalizar a muchos pacientes por los efectos secundarios de la terapia, aunque nadie haya muerto a consecuencia del tratamiento”, señala el Dr. Bible que presenta los resultados. Hasta la fecha, cuatro pacientes sucumbieron al cáncer y consecuentemente fallecieron, pero su muerte no se debió a los efectos del tratamiento.

El Dr. Bible añadió que en el otoño se lanzará un ensayo clínico que involucrará también a otros centros en todo el país para comprobar formalmente y de manera aleatoria dos abordajes de esta adición de quimioterapia a la radioterapia. El nuevo estudio empleará otro fármaco de quimioterapia, el paclitaxel, y añadirá terapia dirigida. El Dr. Bible dirigirá el estudio conjuntamente con el Dr. Eric Sherman del Centro Oncológico Memorial Sloan-Ketttering y otros.

Mayo Clinic se considera un excelente centro para el tratamiento del cáncer anaplásico de tiroides debido a la especialización de esta clínica en tiroides y cáncer del sistema endocrino, pericia que data desde la época en que el cirujano de tiroides Dr. Charles H. Mayo, uno de los fundadores de Mayo Clinic, ejercía la medicina. “Nos hemos enfocado seriamente en tratar con mayor eficacia estos y otros tipos de cáncer del sistema endocrino”, explica el Dr. Bible.

Hechos, antecedentes, expedientes
  • Altana
Más sobre Mayo Clinic
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.