13.08.2021 - Ulsan National Institute of Science and Technology

Un gran avance: Una novedosa técnica convierte sin problemas el amoníaco en hidrógeno verde

Los resultados han atraído la atención de las comunidades de investigación académica

Un equipo de investigación dirigido por el profesor Guntae Kim, de la Escuela de Energía e Ingeniería Química del UNIST, ha anunciado un gran avance tecnológico que convierte eficazmente el amoníaco líquido en hidrógeno. Sus hallazgos también han atraído la atención de las comunidades de investigación académica debido a su nuevo protocolo de análisis, capaz de encontrar los entornos óptimos del proceso.

En este estudio, el equipo de investigación consiguió producir hidrógeno verde (H2) en grandes cantidades con una pureza de casi el 100% mediante la descomposición del amoníaco líquido (NH3) en electricidad. Además, según el equipo de investigación, este método consumía tres veces menos energía que el hidrógeno producido mediante electrólisis del agua.

El amoníaco se ha convertido en un atractivo portador potencial de hidrógeno por su altísima densidad energética y su facilidad de almacenamiento y manipulación. Además, la electrólisis del amoníaco para producir nitrógeno e hidrógeno sólo requiere teóricamente una tensión externa de 0,06 V, que es mucho menor que la energía necesaria para la electrólisis del agua (1,23 V), señaló el equipo de investigación.

En este estudio, el equipo de investigación propone un procedimiento bien establecido mediante cromatografía de gases in operando que permite comparar y evaluar de forma fiable el nuevo catalizador para la oxidación del amoníaco. Según el equipo de investigación, con el protocolo pudieron distinguir en detalle la reacción de oxidación competitiva entre la oxidación del amoníaco y las reacciones de evolución del oxígeno con una monitorización en tiempo real.

Con el uso de un catalizador de Pt electrodepositado en forma de flor, los investigadores han producido de forma eficiente hidrógeno con un menor consumo de energía de 734 LH2 kW h-1, que es significativamente menor que el del proceso de separación de agua (242 LH2 kW h-1). "El uso de este riguroso protocolo debería ayudar a evaluar los rendimientos prácticos para la oxidación del amoníaco, permitiendo así que el campo se centre en vías viables hacia la oxidación electroquímica práctica del amoníaco a hidrógeno", señaló el equipo de investigación.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Inglés se puede encontrar aquí.

Ulsan National Institute of Science and Technology

Recommiende artículo PDF / Imprimir artículo

Compartir

Hechos, antecedentes, expedientes
  • amoníaco
  • hidrógeno
Más sobre UNIST