Metrohm celebra 25 años de cromatografía iónica

02.05.2012

Metrohm lanzó su primer cromatógrafo iónico, el 690, hace 25 años. Desde entonces, ha revolucionado la cromatografía iónica con instrumentos de fácil uso, robustos y de precio asequible.

A comienzos de los años 80, la cromatografía iónica era ya una técnica analítica. Pero también era muy cara y de uso relativamente difícil. Metrohm se dispuso cambiar esta situación construyendo para ello un cromatógrafo iónico robusto, de uso sencillo y, sobre todo, de precio asequible.  El resultado fue el cromatógrafo iónico 690, lanzado en 1987. En aquel momento, costaba sólo la mitad de lo que valían los instrumentos  de la competencia. Era un aparato de uso sencillo y tan robusto que todavía hoy se publican trabajos basados en los datos producidos en los 690 IC.

El gran éxito de la cromatrografía iónica de Metrohm llegó en 1997, cuando la empresa inventó la cromatografía iónica compacta. El 761 Compact IC era, en efecto, el primer cromatógrafo iónico que reunía todos los componentes funcionales en la misma carcasa. El 761 Compacto IC se entregaba con todos los capilares para el paso del flujo de líquido ya instalados y, gracias a ello, el usuario no tenía necesidad de efectuar ningún trabajo de instalación. En la década de los 90, era simplemente el instrumento justo que había llegado en el momento justo para satisfacer la creciente demanda de un cromatógrafo iónico robusto y de precio asequible, desarrollado especialmente para el análisis medio ambiental.

El siguiente gran hito en la historia de la cromatografía iónica de Metrohm fue la llegada al mercado del 850 Professional IC y del software MagIC Net™, en 2007. Este sistema combina el diseño compacto de los Compact IC y la versatilidad de un sistema modular, ofreciendo una facilidad de uso nunca vista hasta ahora: el sistema Professional IC es tan inteligente que puede tomar decisiones lógicas por su cuenta, liberando al usuario de las monótonas tareas de manipulación de líquidos y preparación de las muestras.

Metrohm está desarrollando ahora el cromatógrafo iónico del futuro. En este instrumento, la preparación de muestras y la manipulación de líquidos estarán más automatizadas todavía. El aparato ocupará un espacio mínimo sobre la mesa del laboratorio y apoyará al usuario con más inteligencia aún, librándole de muchas de las tareas habituales que deben realizarse antes y después de los análisis.

Más sobre Metrohm
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.