Tejido mesenquimal



El tejido mesenquimal, genéricamente denominado mesénquima es el tejido del organismo embrionario, de tipo conjuntivo laxo: con una abundante matriz extracelular, compuesta por fibras delgadas y relativamente pocas células (aunque la celularidad es muy variable).

El tejido mesenquimal procede del mesodermo (la lámina intermedia en el disco embrionario trilaminar) durante el desarrollo embrionario. El mesénquima es el tejido primitivo mesodérmico del que derivan gran parte de los tejidos orgánicos. El mesénquima en conjunto es un tipo de tejido conectivo laxo, de consistencia viscosa, rica en colágeno y fibroblastos. El mesénquima dará lugar —por el proceso de diferenciación tisular— a vasos sanguíneos y órganos cardiovasculares, músculo liso, mesotelio, sistema linfático y tejido conectivo propiamente dicho.

Está compuesto por una sustancia fundamental muy tenue, con apenas fibras y fibroblastos activados. El mesénquima hace referencia también a los tejidos de sostén o de relleno que conforman los órganos, en contraposición al parénquima o tejido principal de un órgano. Véase también estroma.

Conocimientos adicionales recomendados

Tabla de contenidos

Funciones del tejido mesenquimal

Aunque al tejido conectivo se le atribuyen muchas funciones, las principales son:

  • Proporcionar soporte estructural
  • Servir como un medio de intercambio
  • Ayudar en la defensa y protección del cuerpo
  • Formar un sitio para el depósito de grasa

Tipos de tejido mesenquimal

El tejido mesenquimal posee células madre pluripotenciales cuya diferenciación y especialización origina diferentes tipos de tejidos:

Tejido mesenquimal no especializado

  • Tejido conjuntivo o tejido conectivo: Existe a su vez dos tipos:
    • Tejido conectivo laxo. Sostiene órganos y epitelios en su lugar, y posee una variedad de fibras proteínicas, incluyendo colágeno y elastina. Forma el estroma o relleno de los órganos, sobre el que asienta el parénquima o células que realizan la función característica del órgano.
    • Tejido conectivo denso. Posee abundantes fibras colágenas, menos flexible que el laxo, pero más resistente a las tracciones. Es de dos tipos:
      • Modelado o Regular. Presentan las fibras colágenas orientadas en una misma dirección, este tipo de tejido lo encontramos en los tendones y ligamentos.
      • No Modelado o Irregular. Las fibras colágenas están orientadas en diferentes direcciones; lo encontramos en la dermis profunda, periostio (membrana que rodea la superficie del hueso) y en el pericondrio (membrana que rodea la superficie del cartílago).

Tejido mesenquimal especializado

Ectomesénquima

El tipo celular del ectomesénquima tiene propiedades semejantes al mesénquima pero de origen distinto: procede de la cresta neural. Implicada en la formación de tejidos duros y blandos de la cabeza y cuello, como huesos, músculos y, lo que es más importante, arcos branquiales.

Enfermedades del tejido mesenquimal

Varias patologías han sido descritas por alteraciones del tejido mesenquimal, tanto hederitarias como ambientales.

Véase también

Enlaces externos

  • Revisión en idioma inglés ed.ac.uk

Bibliografía

  • T.W.Sadler. Embriología médica de Langman. Panamericana.
 
Este articulo se basa en el articulo Tejido_mesenquimal publicado en la enciclopedia libre de Wikipedia. El contenido está disponible bajo los términos de la Licencia de GNU Free Documentation License. Véase también en Wikipedia para obtener una lista de autores.
Su navegador no está actualizado. Microsoft Internet Explorer 6.0 no es compatible con algunas de las funciones de Chemie.DE.